¿Cómo se Limpia la Plata?

¡Tenemos un nuevo tip para dejar todos tus elementos como nuevos!. Aprende una técnica simple para limpiar los objetos de plata, sean grandes o pequeños, labrados o con dibujos. ¡Es muy fácil!

Método para limpiar la plata. Tips para limpiar objetos de plata. Con qué limpiar la plata? Cómo se limpiar la plata en casa

© Depositphotos.com/bandd

Deja todos tus elementos de plata como nuevos con esta técnica química fácil de implementar en casa.

¿Con qué se Limpia la Plata?

Hoy queremos contarte sobre un truco útil para limpiar objetos de plata, ya sea de una gran bandeja o de un juego de té antiguo, o también para esos pendientes, brazaletes o colgantes que tienen labrados complejos y puntos difíciles de alcanzar con los métodos convencionales.

Seguro ya habrás visto que te hemos mostrado estas técnicas para limpiar objetos de plata usando ingredientes poco convencionales, como pasta dental u otros, pero lo cierto es que a veces tenemos joyas o pequeñas piezas con puntos difíciles de alcanzar, que estos métodos mecánicos no logran dejar perfectos, así como queremos lucirlos.

Por eso este truco es muy útil ya que utiliza un medio líquido que, literalmente, baña toda la superficie eliminando depósitos grasos y suciedad fácilmente, sin la necesidad de fregar ni el peligro de utilizar esponjas o productos abrasivos que rayen el objeto. ¡Esta técnica es simplemente sensacional!

Técnica casera para limpiar objetos de plata. Cómo limpiar bandejas de plata. Limpiar joyas de plata

Esta técnica es ideal para aplicar en esas alhajas, joyas o piezas decorativas con labrados difíciles de limpiar.

© Depositphotos.com/iluziaa

¿Por qué se mancha la plata?

Incluso cuando no la usas, no está expuesta a la humedad y la tienes guardada, la plata suele aparecer con manchas oscuras. Esto ocurre cuando el mismo aire que respiramos entra en contacto con el material y se produce una reacción que forma una delgada capa superficial de sulfuro de plata, que posee un color naturalmente oscuro, casi negro.

Para eliminar esta capa o estas manchas oscuras puedes fregar la superficie y usar productos especiales, o sino dejar que la misma química que produjo esta reacción sea quien nos ayude a eliminarlas.

Elementos necesarios

Para limpiar plata en casa necesitarás:

  • Una olla lo suficientemente espaciosa para contener el objeto que deseas limpiar. Si fuera algo demasiado grande, asegúrate de que puedas introducir al menos la mitad de la pieza, para luego rotarla.
  • Un trozo grande de papel de aluminio de cocina.
  • Un paño suave y absorbente.
  • Una pinza para tomar el objeto del agua sin quemarte.
  • Agua. La del grifo está bien, pero para mejores resultados usa la mineral, destilada o purificada.
  • Bicarbonato de sodio (entre ¼ y 1 taza, según la cantidad de objetos que quieras limpiar).

Cómo limpiar la plata, paso a paso

Reúne todos tus materiales e ingredientes, y prepara todos los objetos de plata que quieras limpiar. Luego, sigue estas instrucciones paso a paso:

1. Pon suficiente cantidad de agua en la olla, y lleva al fuego hasta que esté casi a punto de romper hervor.

2. Arruga en una bola poco compacta (más bien suelta) un buen trozo de papel de aluminio, y agrégalo sin más al agua, asegurándote de que quede sumergido. La plata debe estar en contacto con el aluminio, así que dependiendo del elemento que limpies puedes modelar una bola suelta o hacer una suerte de “colchón” que albergue todas tus alhajas, por ejemplo.

3. Cuando el agua hierva, agrega hasta una taza de bicarbonato de sodio, una cucharadita por vez para facilitar su disolución.

4. Apaga el fuego sin mover la olla de la estufa caliente, para que el agua no se enfríe demasiado.

5. Ahora, sin más, sumerge los objetos que quieras limpiar, ayudándote con pinzas de madera u otro elemento. Recuerda posarlos sobre el papel de aluminio.

6. Dependiendo de las manchas que tenga la pieza, podrás sumergirlas por sólo unos segundos (para manchas livianas) o dejarlas por algunos minutos (para manchas oscuras y pronunciadas). Controla el resultado simplemente observando la pieza y, cuando la notes limpia y brillante, retírala del agua, con mucho cuidado de no quemarte.

7. Límpialas con el paño absorbente, para secarlas a la perfección y proteger su nueva superficie.

Como ves, los pasos son muy simples. Sólo hierve agua y ponte manos a la obra para limpiar la plata en casa, y protegiendo las superficies de rayones y manchas.

Escrito por: Eugenia