Cómo combatir la sudoración excesiva

Escrito por: Eugenia

75% de votos positivos

En épocas de calor transpiramos mucho más, y en algunas personas esto genera mal olor y otras situaciones incómodas. Veamos algunos consejos para combatir la sudoración excesiva.

Sudoración excesiva

El calor del verano suele ser motivo de goce y alegría, pero no para todos. En particular para aquellas personas que sufren de sudoración en exceso, o quienes, por diversos motivos, emiten olores por demás desagradables con su sudor, el calor del verano es motivo de muchas preocupaciones.

Cómo combatir la sudoración excesiva

© Depositphotos.com/Dandaman

El producto antitranspirante suele ser una opción efectiva, aunque resulta nociva a la larga, saturando los poros e impidiendo la salida del sudor, que es nuestro "limpiador" de toxinas. También los desodorantes son muy efectivos, pero en ocasiones parecieran ser insuficientes. Por eso, aprendamos algunas soluciones caseras para combatir estos males veraniegos.

En primer lugar, el truco número uno para combatir la sudoración excesiva es mantenernos frescos. Debemos utilizar la vestimenta adecuada, con fibras naturales y holgada, y en lo posible permanecer en lugares ventilados, secos, y frescos. Recuerda que las fibras sintéticas propician tanto la transpiración como los malos olores. También es recomendable seguir una dieta bien equilibrada, no demasiado especiada, sino más bien fresca, que incluya muchas frutas, verduras, y suficientes líquidos.

"Para combatir la sudoración excesiva es muy bueno el bicarbonato de sodio, ya que absorbe los malos olores y mantiene las axilas secas."

Te puede interesar: Tratamiento casero contra la transpiración excesiva

Trucos para evitar el mal olor en la sudoración

  • Para combatir los malos olores, hay muchos trucos caseros que podemos aplicar. Uno muy sencillo es, luego de cada ducha, colocar unas gotas de jugo fresco de limón en las axilas. El limón elimina los malos olores y es muy efectivo, aunque contraindicado para después de la depilación, al igual que el vinagre de manzanas, otro útil ingrediente para eliminar los malos olores.
  • También es un gran aliado en esta batalla el bicarbonato de sodio, que "absorbe" los malos olores y mantiene las axilas secas. Para usarlo, lo colocamos sobre las axilas limpias y secas, y procuramos no vestir de colores oscuros, ya que, tal y como un talco desodorante, dejará un polvillo blanco en la piel.
  • Un dato curioso: la lechuga es un excelente desodorante natural. Para utilizar este beneficio, debemos triturar algunas hojas de lechuga bien fresca, y utilizar el líquido resultante aplicándolo con un algodón en nuestras axilas. Para mayor seguridad, no debemos vestir de blanco, ya que puede que queden algunas manchas amarillentas o verduscas.
  • La correcta hidratación es muy importante, ya que facilita la digestión de algunos alimentos y condimentos que pueden propiciar la aparición de malos olores. Beber muchos líquidos favorece a una correcta transpiración, menos "saturada". Podemos, entre tantas otras, beber una taza de infusión de salvia, que posee la particularidad de regular y normalizar la actividad de las glándulas sudoríparas. También podemos hacer un batido o licuado de tomates y salvia, que podremos colocar en las axilas.
  • En resumen, la vestimenta adecuada en colores mayormente claros, la correcta ventilación, una dieta liviana y balanceada, una buena hidratación y la higiene diaria serán nuestros grandes aliados en la lucha contra la sudoración excesiva y los malos olores provocados por la transpiración en épocas de calor.