Truco para colcoarse los zapatos sin que ajusten

Si ves que no hay forma de colocarte el zapato y ya es tarde para devolverlo en la tienda o cambiarlo por otro mas grande, simplemente colocalo en el congelador por un momento, hasta que este a medio congelar. Luego lo retiras y te lo podrás colocar sin inconvenientes, ya que los efectos del frío harán que éste se amolde al pie (y no viceversa ya que dolería mucho).

Gracias a Gema Santos por este truco.