Consejos para cocinar pastas

  • Lo primero a tener en cuenta cuando vamos a cocinar pastas, es hacerlo en abundante agua. Por ejemplo, unos 5 litros de agua para 500 gramos de pasta.
  • Utilizar una olla grande y cuando comience a hervir, añadir una cucharada de sal gruesa por cada litro de agua utilizado.
  • De acuerdo a la pasta que usemos, varía el tiempo de cocción. Las pastas al huevo tardan un poco más que las pastas de sémola. Las pastas frescas necesitan menos tiempo de cocción que las pastas secas.
  • La mejor manera de saber si ya están listas es probándolas. En el caso de las pastas rellenas como los ravioles, sorrentinos, etc., sabremos que están listas cuando la masa se transparenta y nos permite ver el relleno.
  • Una vez comprobado el punto justo hay que proceder a escurrirlas muy bien. Para esto vertemos el agua y los fideos en un colador y sacudimos muy bien.
  • Si necesitamos mantener las pastas caliente un rato, antes de llevarla a la mesa, la mejor manera de hacerlo es a baño de María.
  • Y para finalizar, una salsa original, rápida y muy nutritiva:
    Colocar en el vaso de la licuadora brócoli, espinaca o acelga, sal, condimentos a gusto y crema de leche.
    Licuar hasta lograr una crema homogénea.
    Verter el contenido de la licuadora en una olla y calentar sin llegar a punto de ebullición.
    Bañar las pastas con esta salsa y a esperar los elogios.