Salud
Las enfermedades de invierno más comunes en niños

Características de las enfermedades de invierno que más afectan a los niños

Las enfermedades del invierno producen tos, mocos y otros problemas en los niños, que si no atendemos a tiempo, pueden volverse más severos.

18/05/19 por

Los síntomas de las enfermedades de invierno son similares, y suelen confundirse con resfríos o anginas

Las enfermedades de invierno más comunes en niños

Las enfermedades de invierno pueden ser un problema de la estación, pero si no se cuidan como corresponde, es probable que se conviertan en enfermedades crónicas o que afecten seriamente la salud de los niños.

Cuando cambia el clima y comienzan a aparecer los primeros fríos, es normal que los niños tengan tos, que se resfríen o que tengan algo de fiebre, pero aunque nos parezca que no es nada y que pronto pasará, nunca está de más una consulta con el médico para asegurarse de que no son los primeros síntomas de las enfermedades típicas del invierno, que pueden ser bastante graves.

Si bien son muchas, las enfermedades más graves y comunes entre los niños durante el invierno son 3: la bronquiolitis, la bronquitis y el asma bronquial. Sus síntomas son similares y en muchos casos confundibles incluso con resfríos o anginas, que son mucho más leves.

¿Qué es la bronquiolitis?

Es una enfermedad que aparece con mayor frecuencia en niños hasta los 2 años de edad. Es provocada por algunos virus, especialmente el conocido por las siglas VRS (en castellano virus respiratorio sincitial). Afecta a los bronquíolos que son la parte más delgada y final del llamado árbol bronquial. Para decirlo en términos más entendibles, afecta a la parte baja de los pulmones. Los síntomas característicos de la bronquiolitis son la dificultad para respirar, con una especie de silbido cuando exhalan el aire. Es contagiosa.

"Las enfermedades más graves y comunes entre los niños durante el invierno son 3: la bronquiolitis, la bronquitis y el asma bronquial."

¿Qué es la bronquitis?

La bronquitis también sucede en los pulmones, pero en la parte superior, donde se unen con la tráquea, y también puede ser causada por un virus. A diferencia de la bronquiolitis, puede ser por una reacción alérgica. Aparece en cualquier edad, pero los más propensos son los niños, y cuando es provocada por un virus también es contagiosa.

¿Qué es el asma?

Se podría decir que el asma es similar a la bronquitis, porque es una inflamación de los bronquios, pero sucede repetidamente o como reacción alérgica a, por ejemplo, los ácaros, el polen, el frío o la humedad. La reacción física ante el asma es una inflamación de los bronquios que dificulta la respiración.

Características de las enfermedades de invierno

Las tres enfermedades afectan a los niños con mayor frecuencia que a los adultos, y en todos los casos, las dificultades para respirar pueden desencadenar situaciones peligrosas por la falta de oxigenación de la sangre. En el caso particular de la bronquiolitis y el asma, la primera puede desencadenar en la segunda si no es tratada a tiempo, convirtiendo una enfermedad estacional en una crónica. Algunos médicos también consideran a la bronquitis desencadenante del asma y otros usan esta palabra para no generar falsas alarmas en los padres hablando de asma.

"Nunca debes dejar de consultar al médico ante situaciones de resfrío o catarro, aunque no te parezcan graves."

Las tres enfermedades comparten los mismos síntomas que pueden confundirse fácilmente con el catarro o la tos, y luego con un resfrío, pero esas enfermedades se curan prácticamente solas en pocos días. Cuando se trata de bronquiolitis, bronquitis o asma, se agregan síntomas como silbidos o gruñidos en el pecho, dificultad para respirar y aumento de la frecuencia respiratoria.

La consulta con el médico no debe hacerse esperar, si pasan 2 días y el niño continúa con síntomas o si notas que está somnoliento, decaído o que no tiene apetito. De cualquier modo, nunca debes dejar de consultar al médico ante situaciones de resfrío o catarro, aunque no te parezcan graves.

Cómo cuidar y ayudar a los niños asmáticos en la escuela

Niños asmáticos en la escuela

Además de los ejercicios de matemáticas, las pruebas de ortografía y las clases de historia, los niños que sufren asma y alergias tienen el desafío extra, durante el período escolar, de controlar su enfermedad en el aula, el recreo y las clases de gimnasia.

Te gusta esta nota?