Características de un embarazo psicológico y cómo enfrentarlo

El embarazo psicológico sucede en mujeres que se preocupan o se sienten agobiadas por no quedar embarazadas.

Cómo enfrentar un embarazo psicológico

Características de un embarazo psicológico

Los embarazos psicológicos no son casos de los que se hable mucho, ya que encierra el dolor de una familia por la mujer enferma, y el dolor de esta mujer por no lograr la concepción, pero hay que conocer este problema para que no nos tome desprevenidos.

Características de un embarazo psicológico y cómo enfrentarlo
Una mujer con embarazo psicológico puede hasta tener síntomas propios de ese estado

Una de las situaciones más complejas que presenta el embarazo psicológico es que la mujer realmente siente que está embarazada y puede hasta tener síntomas comunes al embarazo, entre los que se incluye la falta de menstruación, cambio en los pechos y en el peso corporal. Es muy grave en estos casos porque el poder que estas mujeres tienen sobre sus cuerpos puede desencadenar enfermedades u otras situaciones peligrosas.

La mujer convencida de que está embarazada puede incluso generar falsas expectativas en su entorno, porque tiene los síntomas y está segura, aunque no se haya realizado los análisis clínicos o test que confirman el embarazo.

Si bien no hay características que identifiquen este problema psicológico que se diferencien realmente de un embarazo, es importante saber que las mujeres que desean mucho tener hijos y no lo logran, las que tienen problemas para reafirmar su pareja o se sienten incompletas como mujeres, son propensas a sufrir este trastorno.

Cómo enfrentar un embarazo psicológico

Si conoces a una persona en esta situación, la pareja y la familia no deben dejarla sola y es imperativo que la acompañen a la consulta con el médico, para contenerla y evitar que quiera cambiar de profesional argumentando que se equivoca.

Los médicos no deben dejar a la deriva a las mujeres que tienen un embarazo psicológico, deben estar atentos si algún familiar de ella llega pidiendo consejos porque nota algo extraño, y puede ayudar a que la mujer entienda que no está en espera, solicitando que se haga un ultrasonido para que vea el diagnóstico.

A partir de ese momento, la mujer necesitará apoyo psicológico para que comprenda su situación y el de toda la familia, para que recuperarse sea más sencillo. Durante el tratamiento psicológico, la mujer podrá entender su situación y el profesional que la atienda podrá averiguar cuál es la causa de su intenso deseo por estar embarazada, y considerando el caso particular, es posible que le indique testear su fertilidad para asegurarse de que puede quedar embarazada si continúa intentándolo.

"Una de las situaciones más complejas que presenta el embarazo psicológico es que la mujer realmente siente que está embarazada."

'

"El poder que estas mujeres tienen sobre sus cuerpos puede desencadenar enfermedades u otras situaciones peligrosas."