Truco para calentar las camas en invierno

En invierno, cuando las camas se vuelven más frías que de costumbre, este consejo te puede ser particularmente útil.

Simplemente debes colocar un cobertor, frazada o manta, debajo de la sábana interior (es decir, entre la sábana y el colchón).

Verás que la cama no está tan fría y además ayudará a conservar el calor durante la noche.