Cómo hacer Cajones para Poner Abajo de la Cama

Aprende cómo hacer un cajón para poner abajo de una cama y aprovechar este espacio guardando cosas. Haz tu propia cama con cajones fácil y rápido.

Niño sobre una cama con cajones abajo

© Depositphotos.com/londondeposit

Dale al espacio bajo la cama un uso genial creando tu propio cajón deslizable para guardar todo tipo de objetos.

Una Cama con Cajones Abajo

Aprovechar el espacio de la habitación puede ser mucho más fácil de lo que piensas, y no necesitas gastar todo ese dinero que las tiendas de decoración piden por elementos prácticos que carecen de personalidad. Aquí te enseñamos cómo hacer un cajón para debajo de la cama, adaptándolos al formato de tu lecho, a su tamaño, incluso a lo que quieras guardar allí.

Este cajón es genial para guardar todos los elementos que no usas regularmente, como el plumón durante los meses más cálidos del año, el calzado fuera de estación, equipos deportivos o de acampada, y un sinfín de elementos. Pero también puedes conservar prendas y objetos de uso regular, como los trajes y vestidos más elegantes en sus fundas, sábanas, mantas y tollas extra, el calzado diario, y todo aquello que imagines. Sólo recomendamos que no guardes alimentos, pues podrían atraer insectos y animales, ni tampoco elementos que puedan perjudicarse con la acumulación de temperatura, como cremas, maquillajes u otros.

Mano de hombre guardando dinero en un cajón

Este espacio de difícil acceso puede ser un sitio ideal para guardar ropas y elementos fuera de estación, ¡y todo aquello que quieras ocultar!

© Depositphotos.com/ginasanders

Cómo tomar las medidas del cajón para la cama

Si quieres hacer uno o dos cajones para poner debajo, necesitas para cada uno una madera de base (firme, de no menos de 2 cm de espesor) y cuatro listones para los lados. Además, para cada uno busca cuatro ruedas para cajones pequeñas de arrastre, y un tirador cuyo estilo no sólo te guste, sino que no se extienda demasiado, pues podrías golpearte si eliges un modelo anguloso o muy abultado. Finalmente, prepara sellador-fijador al agua, cola para madera, tornillos y destornillador, pintura látex del color elegido, y el material que quieras para forrar su interior.

Lo primero es liberar el espacio bajo la cama, si tuvieras allí cajas u otros elementos. De más está decir que estas técnicas son sólo adecuadas para los muebles elevados y sin componentes en la parte inferior.

Luego, debes tomar las medidas. Para ello cuenta el lado interior entre las patas trasera y delantera, y entre las dos traseras. Anota también la altura máxima que puedas tener abajo, verificando si la cama tuviera elásticos o soportes más prolongados que el espacio que resulta evidente a simple vista.

A continuación, mide el suelo libre que hay alrededor. Esto nos ayudará a saber si podremos retirar el cajón. Por ejemplo, si la cama tiene 2 metros y restando el espacio que ocupan las patas obtuvieras un total de 1,90 metros, podrías considerar que este es el largo máximo para el contenedor. Pero si tienes una mesa de noche junto al cabecero, y esta mide 50 cm de profundidad, entonces tu espacio sería de 1,40 metros de largo.

También mide la zona por la que puedas arrastrar los cajones hacia afuera. Por ejemplo, si la cama tiene 2 metros de ancho en total, pero a 1,5 metros se ubica un armario, entonces no podrían tener más de 1 metro de superficie a lo ancho, restando unos 50 centímetros que dejes libre para poder estar de pie al tirar hacia fuera. En tal caso, puedes crear dos cajones, de un metro de ancho por 1,4 metros de largo (siguiendo nuestro ejemplo).

Por último, mide el alto de la madera a usar, el de las ruedas, y calcula el total que puedes dar a los laterales de tu cama. Por ejemplo, si tienes un alto total de 25 centímetros, tu madera es de 2 cm de espesor, y las ruedas elegidas ocupan 8 cm., entonces los laterales deben ser de un máximo de 15 centímetros.

"Mide el suelo libre que hay en torno a la cama. Esto nos ayudará a saber si podremos retirar el cajón. Si tienes un objeto que pueda obstruir su salida, tenlo en cuenta al tomar las medidas."

Para hacer el cajón, corta la madera de la base y ubica las cuatro ruedas en las 4 esquinas. Luego, encola y atornilla los lados, y aplica una capa de sellador al agua. Deja secar, pinta del color elegido con pintura látex en una o dos capas, y ya puedes disfrutar de tu cama con cajones abajo para aprovechar este espacio desperdiciado.

"Este cajón bajo la cama es genial para guardar los elementos que no usas regularmente, como el plumón, el calzado fuera de estación, equipos deportivos o de acampada, etc."