Botiquín de Primeros Auxilios para un Viaje

Para preparar botiquín con lo básico tenemos que pensar en varios aspectos, como el destino o la edad de los viajeros. Aquí tienes un listado con los elementos que no deben faltar.

Un Botiquín para los Malestares Frecuentes de un Viaje

Al armar un botiquín de primeros auxilios para un viaje, además de conocer los objetos necesarios, es interesante conocer los malestares más comunes que nos pueden afectar en las vacaciones, a cualquier edad y en todo el mundo.

Consejos para armar un botiquín de viaje. Cómo preparar un botiquín de primeros auxilios para un viaje. Botiquín para las vacaciones

Antes de saber qué debe tener un botiquín de viaje debemos analizar a dónde, cuántos días y con quién viajaremos.

Los síntomas o patologías más habituales son:

  • Fiebre
  • Náuseas
  • Mareos
  • Dolor de cabeza
  • Diarrea
  • Quemaduras
  • Cortes leves
  • Intoxicación

Por un lado, éstos se producen por los cambios en la alimentación o por consumir comidas a las que no estamos acostumbradas. La exposición al sol y la vida al aire libre también tienen sus consecuencias.

Si bien es cierto que no podemos automedicarnos, no sólo en las vacaciones sino en la vida cotidiana, existen algunos fármacos básicos que no pueden faltar al momento de armar el botiquín. La idea es dar un alivio transitorio o tratar algo cuando es leve. Si los síntomas se mantienen o empeoran, entonces tendremos que ir al médico.

Dentro del botiquín para las vacaciones podemos incluir también aquello que nos proteja o nos prevenga de los agentes externos, sobre todo las picaduras de insectos o la pantalla de protector solar. También es importante que este ordenado, limpio y sea manipulado con mucho cuidado.

Preparar un botiquín de viaje para las vacaciones. Qué debe tener un botiquín de viaje? Elementos que debe tener un botiquín de primeros auxilos

El botiquín de viaje tiene que estar siempre bien ordenado y limpio, además de ser manipulado con mucho cuidado.

En ciertas circunstancias especiales necesitaremos armar un botiquín diferente. Por ejemplo, si una de las personas padece una enfermedad crónica, deberá llevar los medicamentos prescriptos por el médico y en lo posible, alguna dosis extra para eventualidades.

En el caso de viajar con bebés, niños pequeños o mujeres embarazadas, echa un vistazo al botiquín para determinar si los medicamentos son aptos. Y si se viaja a un lugar exótico donde las condiciones del agua no son muy alentadoras, unas pastillas purificadoras o un pequeño purificador portátil pueden evitar diarreas y otro tipo de malestares digestivos.

Cómo armar un botiquín de viaje paso a paso

Antes de saber qué debe tener un botiquín de viaje, es preciso que respondas a las siguientes preguntas:

  • ¿Con quién viajas y qué edad tienen?
  • ¿Tus acompañantes (o tú) necesitan de una atención especial?
  • ¿Cuál es el destino del viaje?
  • ¿Cuántos días se quedarán en ese lugar?
  • ¿Qué actividades adicionales tienen pensado realizar?
  • ¿Cuál es la distancia con el centro de salud, hospital, sala de primeros auxilios o farmacia?

Esto te dará un panorama más detallado de las características del botiquín. En algunos mercados venden kits según la cantidad de personas que lo pueden llegar a usar, con más o menos elementos según lo consideres necesario.

Los objetos que no pueden faltar son:

  • Gasas estériles
  • Algodón
  • Vendas de fijación
  • Esparadrapos
  • Tijera de punta redonda
  • Pinzas
  • Agua oxigenada
  • Alcohol de 96°
  • Toallas antisépticas
  • Guantes de látex
  • Antiséptico
  • Termómetro
  • Iodo povidona
  • Dramamine (para mareos, vómitos y náuseas)
  • Aspirinas
  • Antiinflamatorios
  • Antihistamínicos
  • Pastillas de carbón
  • Repelente para insectos en crema
  • Pantalla de protección solar
  • Gel post solar
  • Crema para quemaduras

Tips para armar el botiquín 

1. Adquirir un recipiente donde se puedan colocar todos los elementos lo más prolijos posible, evitando que se derramen o se contaminen entre si. Muchos optan por una caja de telgopor de forma cuadrada, con una buena tapa. Es un material que resiste al agua, por ejemplo. No te olvides de colocar una cruz roja en un lugar visible. Esta señal universal estará avisando que se trata de un botiquín de primeros auxilios.

2. Dispón los objetos ordenados de tal manera que sean fáciles de encontrar. Ten en cuenta que durante una emergencia no hay tiempo que perder y ponerse a buscar entre todas las cajas o paquetes no es recomendable. Presta atención a los potes o frascos que puedan abrirse y volcarse, que estén bien cerrados o con protección adicional (como una bolsa). Los medicamentos en su estuche original, y las gasas en un paquete cerrado para que mantengan su esterilización. No entres en contacto con estos elementos a menos que los vayas a usar, y siempre con las manos limpias.

3. Mantén el orden de tu botiquín de viaje. Cuando termines de usarlo, vuelve a acomodar y a colocar lo que utilizaste. Así, para la próxima vez será más sencillo. Déjalo en un sitio visible, ya sea en el coche, en el hotel o en las excursiones, y que esté al alcance de la mano.

"La idea de tener un botiquín de viaje es dar un alivio transitorio o tratar algo cuando es leve. Si los síntomas se mantienen o empeoran, entonces tendremos que ir al médico."

No hay dudas que ante una emergencia podemos ponernos algo nerviosos, lo mismo que si vemos que nuestros hijos están enfermos a tanta distancia de casa. No te preocupes, al armar un botiquín de viaje puedes realizar la atención primaria y mejorar la situación.

"En ciertas circunstancias especiales necesitaremos preparar un botiquín diferente. Depende del lugar al que iremos y de las personas que nos acompañen."