Cómo cuidar las cutículas

Cómo cuidar las cutículas

Las cutículas son muy delicadas y al igual que las manos, se encuentran diariamente agredidas por la temperatura, el agua, productos químicos, etc.

"Nunca utilices una lima metálica para remover las cutículas, utiliza en su lugar un palo de naranjo."

Para que esto suceda, solo debemos tener en cuenta los siguientes consejos

  • Si por alguna razón necesitas recortarlas si o si, desinfecta la tijera que vas a usar con un algodón embebido en alcohol, para evitar molestas infecciones.
  • Si las cutículas son muy duras, utiliza dos veces a la semana un gel especial para cutículas, así se ablandarán y será mas sencillo empujarlas (siempre con ayuda de una toalla).
  • Nunca utilices una lima metálica para remover las cutículas, utiliza en su lugar un palo de naranjo.
  • Prepara una mezcla de 1 cucharadita de aceite de oliva con 1 cucharadita de vitamina E (puedes comprar una cápsula y abrirla). Masajea las uñas y cutículas con la preparación, deja actuar unos minutos y enjuaga. Realiza esta tarea con frecuencia.
  • Si tus cutículas se encuentran muy descuidadas y maltratadas, puedes aplicar un poco de aceite todas las noches y dejarlo puesto hasta el día siguiente.
Te puede interesar
Más sobre Cuidado de la Piel y el Cuerpo

Gracias por leer Cómo cuidar las cutículas, si te gustó este artículo, suscribete a cualquiera de nuestras redes sociales y compartí este artículo.

Te puede interesar

Cómo cuidar las manos

Cómo cuidar manos y uñas en invierno

Cómo cuidar la piel en las zonas delicadas