Como arreglar la puerta de un armario que no cierra bien

Escrito por: Staff de CHP

60% de votos positivos

¿La puerta del armario se abre y no es por la presencia de un fantasma?…te explicamos como repararla

Consejosn para arreglar puertas de un armario que no cierran correctamente

Arreglar la puerta de un armario que se abre sola, es sencillo.

Lo primero es controlar si el armario no está inclinado hacia delante, y esta es la causa por la cual la puerta no se queda en su lugar. Para hacerlo, solo tenemos que usar un nivel. Si el nivel nos marca una leve inclinación, entonces tenemos que ir calzando el mueble hasta que el nivel nos muestre que ya está bien alienado, ubicado y el problema solucionado.

Como arreglar la puerta de un armario que no cierra bien

© Depositphotos.com/pryzmat

No olvidemos que las puertas de los armarios son abiertas cientos de veces a la semana, lo que produce que las bisagras que trabajan en cada movimiento se aflojen e impidan cerrar correctamente las puertas. En este caso, el arreglo también es muy fácil.

"En el caso que algún borde haya comenzado a rozar, debemos sacar la puerta, rebajar o cepillar en donde se produce el roce y luego volver a colocar la puerta en su lugar."

Te puede interesar: Cómo arreglar una puerta que roza

Los tornillos no han soportado el constante movimiento y peso de la puerta, produciendo un mal funcionamiento de la bisagra. Entonces, debemos agrandar un  poco los agujeros de los tornillos, sacarles el polvillo y rellenarlos con taquitos de madera. Volver a atornillar la bisagra y puerta arreglada.

En el caso que algún borde haya comenzado a rozar, debemos sacar la puerta, rebajar o cepillar en donde se produce el roce y luego volver a colocar la puerta en su lugar.

Si a pesar de estos consejos sus puertas aún no cierran bien, el problema es un poco más grave y será hora de llamar al carpintero.

"No olvidemos que las puertas de los armarios son abiertas cientos de veces a la semana, lo que produce que las bisagras que trabajan en cada movimiento se aflojen e impidan cerrar correctamente las puertas."

Un último consejo, es conveniente “atacar” el desperfecto apenas comienza a producirse, cuanto mas tiempo transcurra, mayor puede ser el daño a la madera y mayor el costo de su reparación. No piense en el tiempo que pierde al hacerlo, piense en el dinero que puede perder por dejarlo pasar.