Qué analgésico tomar según los síntomas

Qué analgésico tomar según los síntomas

Qué analgésico tomar según los síntomas

Aspirina, ibuprofeno y paracetamol son tres analgésicos que se consumen ante molestias similares. Veamos para qué sirve cada uno y cuál es recomendable usar según los síntomas.

Propiedades y usos de los analgésicos

Si te duele la cabeza, ante los primeros signos de un resfriado, luego de una tarde al sol o por algún dolor físico, corremos al botiquín y buscamos algunas de nuestras opciones habituales: ibuprofeno, paracetamol o aspirinas (ácido acetilsalicílico). Pero no son todas iguales ni cumplen el mismo propósito en nuestro organismo. Conoce cuáles son las mejores aplicaciones para estos tres medicamentos de venta libre, ampliamente usados (y abusados) a diario, para consumirlos en caso de que en verdad sean necesarios.

Analgésico, antiinflamatorio y antipirético

Es importante definir de qué se trata cada una de estas drogas. Aunque comparten propiedades, no son idénticas en su función.

Para ello lo mejor es leer el prospecto adjunto de cada medicamento, y siempre adquirirlo en farmacias certificadas para corroborar que se encuentren en buen estado. En los empaques podrás saber si el producto se trata de:

  • Analgésico: Alivia dolores y molestias
  • Antiinflamatorio: Previene y alivia las inflamaciones
  • Antipirético: Alivia la fiebre

Cuándo tomar paracetamol

Esta droga de base puede hallarse en muchos medicamentos diferentes, pero prefiere usar los genéricos que son más económicos y puros en su composición.

"Aunque comparten propiedades, el ibuprofeno, el paracetamol y la aspirina no son idénticos ni cumplen el mismo propósito en nuestro organismo."

Te puede interesar: Cómo aliviar los síntomas del síndrome del túnel carpiano

El paracetamol es un analgésico y antipirético, útil para dolores leves de cabeza, dolores corporales que no provengan de golpes (pues no tiene propiedades antiinflamatorias), molestias por enfermedades, y para bajar la fiebre (incluyendo las de enfermedades o las que aparecen luego de vacunas).

No te sobrepases de la dosis diaria recomendada en ningún caso, pues puede producir daños en el hígado. Por eso no debe ser consumido por enfermos hepáticos o renales, aunque sí por niños, embarazadas y mujeres en época de lactancia. Pero antes consulta con tu médico o lee bien el prospecto adjunto.

Cuándo tomar ibuprofeno

Esta droga ha sido popularizada por su rápido alivio al dolor, debido a que es un potente analgésico que no produce molestias gástricas. Además, podrás conseguirlo en presentaciones concentradas, perlas, polvos o píldoras compactas, y también en versión líquida.

El ibuprofeno es analgésico, antipirético y antiinflamatorio, útil para aliviar jaquecas, dolores musculares, dolores de artritis, menstruales, lesiones con inflamación (por golpes) y para bajar la fiebre.

Consume la dosis diaria recomendada, siempre con comida en el estómago y sin abusar de la cantidad ni prolongación, pues puede provocar lesiones gástricas y renales. No debe ser ingerido por embarazadas, enfermos diabéticos o con insuficiencia cardíaca, tampoco si sufres de acidez o problemas estomacales, o si tienes la presión alta.

Cuándo tomar una aspirina

Es un antipirético y analgésico de amplio uso en los hogares, y por sus acciones es genial para cefaleas (dolores de cabeza), dolores musculares y de las articulaciones, fiebres, inflamaciones y lesiones.

La aspirina está absolutamente contraindicada para los niños, embarazadas o mujeres en lactancia, y puede tener reacciones adversas con ciertos medicamentos, como los que regulan la presión y los tratamientos cardiovasculares, por lo que está contraindicada también en enfermedades relacionadas a la sangre y a la coagulación. Debes consumirla bajo aprobación médica, en la dosis recomendada, y nunca con el estómago vacío.

"No te sobrepases de la dosis diaria recomendada en ningún analgésico, y siempre lee el prospecto adjunto o consulta con tu médico ante cualquier duda."