Cómo ahorrar con el método del 10%

Si necesitas ahorrar, este método será muy útil y sin siquiera notar el sacrificio. Conócelo en esta nota

El método del 10% para ahorrar

La regla del 10% para ahorrar

Hay una fórmula simple para ahorrar al largo plazo, que se relaciona directamente con nuestros ingresos. Es un método bien eficiente de tener siempre un “guardado” para las épocas de economías ajustadas, o también para hacer tu propio fondo para cuando llegue el momento del retiro.

Es bastante simple de aplicar, aunque puede que requiera de algo de sacrificios, en especial cuando tus ingresos son sólo suficientes para tu estilo de vida. Se trata de apartar el 10% de absolutamente todo ingreso que tengas. Ya sea tu salario semanal o mensual, un dinero que cobraste de alguna deuda que alguien tenía contigo, la pequeña suma que ganaste en un juego de azar, las monedas que hallaste en los bolsillos de un viejo abrigo, etc. No importa de dónde provenga ese dinero: aparta el 10 por ciento, y guárdalo.

La regla puede ajustarse a otro monto, dependiendo de tus ingresos y de tus gastos fijos. Es decir: puedes apartar y guardar el 5% o el 20%, tanto como puedas sin contraer deudas ni pasar apuros al hacerlo. En reglas normales, se determina el 10% porque es un número fácil de identificar, que no requerirá de hacer cálculos sino simplemente de “correr la coma de los centavos” un espacio hacia la izquierda.

¿Dónde guardar el ahorro?

Todo depende de tus preferencias. Hay quienes se sienten más a gusto conservándolo en casa, donde puedan custodiarlo y no pasen temores. Si esta es tu elección, asegúrate de conservar los billetes dentro de una bolsa de cierre a presión, hermética, y dentro de una caja a prueba de fuego, como una vieja caja fuerte metálica. Parece exagerado, pero no querrás que la humedad, los roedores o los insectos, ni un accidente de fuegos, te prive de todo ese dinero que has ahorrado con dedicación. Nunca comentes el sitio de ubicación, la contraseña del cierre ni el monto que llevas con alguien más, salvo que sea de tu plena confianza o tu contacto de emergencia. Alguien debe saberlo (tu pareja, tu hermano, tu hijo), en caso de que tú no puedas acceder a él y o necesites, como en el caso de un accidente, un viaje al extranjero u otras situaciones. Pero no lo comentes con nadie más: la envidia y los malhechores son los dos principales enemigos de los ahorros.

¡Ciertamente no lo ocultes donde haya peligros potenciales! Muchos han perdido sus ahorros por ponerlos dentro del horno, de la chimenea, debajo de la piscina o del fregadero de la cocina, en el sótano o en sitios a exterior, enterrados debajo de la tierra. Logran ocultarlo de las miradas inescrupulosas, es verdad, pero se ponen a riego de perderlo todo.

Por otro lado, hay quienes prefieren dejar su ahorro en instituciones. Puede ser dentro de una cuenta bancaria, que te dará pequeños intereses con el tiempo y hasta algunos beneficios. También puede ser en una modalidad de ahorro y conserva, como en la compra de bonos, en plazos fijos u otros, y hay quienes también dejan de lado la posibilidad de generar intereses para tener sus ahorros bien guardados en las cajas de seguridad de un banco. Estas modalidades son eficientes y hasta aumentarán tu fortuna con el tiempo, pero también considera que tienen un costo extra por su mantenimiento.

Invirtiendo tus ahorros

Finalmente, hay quienes optan por invertir su 10% para intentar ampliar la fortuna. La bolsa de valores es un juego interesante que muchos recomiendan, al igual que la participación en otro tipo de bonos y fondos. Las cooperativas también pueden ser una posibilidad. Pero, en definitiva, todo dependerá de ti y de tus preferencias.

"Con este método no importa de dónde provenga el dinero: aparta el 10 por ciento y guárdalo."

'

"Asegúrate de conservar los billetes que ahorres dentro de una bolsa de cierre a presión, hermética, y dentro de una caja a prueba de fuego."

Lo importante es que comiences hoy mismo con esto de apartar el 10%, y si prefieres ir con calma, al menos guarda el 5% de cada monto de dinero que ingrese a tus arcas. Te aseguramos que ni siquiera notarás su ausencia (a lo sumo evitarás algunos gastos superfluos), y con poco tiempo notarás enormes beneficios. ¡Hazlo a partir de hoy!