2 Métodos para Ahorrar Dinero Día a Día

¿Quieres saber cuál es el mejor método de ahorro?. En esta nota te contamos 2 trucos para ahorrar dinero en casa sin esfuerzo ni privaciones

Los Mejores Métodos para Ahorrar Dinero

2 Métodos de Ahorro de Dinero

Conocer los métodos para ahorrar dinero día a día debería ser una de las prioridades desde el momento en el que recibimos nuestro primer salario. De hecho, en una familia donde el ahorro está al mismo nivel que el disfrute de la vida, los niños saldrán de la casa de sus padres listos para emprender sus vidas sin dificultades.

Hombre guardando monedas en una alcancía, el mejor método de ahorro de dinero
Estos dos métodos te permiten ahorrar sin dejar de cumplir con tus obligaciones, pero también sin dejar de disfrutar tu dinero.

© Depositphotos.com/kues

Si bien existen muchos métodos, como el japonés kakebo, la técnica "uno por uno" y muchos más, en esta nota te presentamos otros 2 trucos de ahorro que serán de enorme utilidad, ya que te enseñarán a guardar dinero mes a mes sin dejar de cumplir con tus obligaciones, pero también sin dejar de darte ciertos gustos.

Lo primero será calcular con tanta precisión como puedas los gastos fijos que tienes. Estos son los costos obligatorios para la vida, incluyendo la renta, la hipoteca, seguros, impuestos y demás.  A partir de este cálculo, ya tienes una fuerte base para saber cómo ahorrar en cada período. Luego, elige cualquier de estos dos métodos de ahorro familiar.

Primer método para ahorrar en casa

El primer método consiste en elaborar un presupuesto familiar. Por ejemplo: digamos que haces el cálculo simple de gastos fijos, y notas que necesitas $1000 para cubrirlos (no importa la moneda, simplemente estamos usando números que faciliten la explicación). Tus ingresos mensuales son de $3000. Entonces, ni bien cobras tu salario, debes apartar esos $1000 para tus gastos fijos, y disponer de $2000 para el resto de tus gastos.

Pero de esos $2000 puedes distinguir un presupuesto básico de, digamos, porcentajes destinados a gastos superfluos. Por ejemplo, inviertes un:

  • 20% en ropa
  • 20% en gimnasio y deportes
  • 30% en salidas a restaurantes y entretenimiento
  • 20% en combustible
  • 10% en gastos superfluos

Esto te deja con $400 para ropa, $400 para los deportes, $400 para combustible, $600 para entretenimiento y $200 para otros gastos. Pero, a su vez, este mes te decides por ahorrar un poco más de tus ingresos. Entonces, con este cálculo simple sabrás de dónde puedes recortar gastos, por ejemplo, destinando un 10% en ropa, permitiéndote comprar $200 y ahorrar $200, y ajustando tu presupuesto básico cada mes.

Mujer haciendo compras en supermercado.

Tener un monto máximo para cada categoría te ayudará a ordenar tus compras sin salirte del presupuesto.

© Depositphotos.com/vlad_star

Método de ahorro 2

El segundo truco para ahorrar en casa se conoce como el Método 50/30/20. Es muy simple; supongamos que tu sueldo mensual es de $3000: ni bien lo recibes, lo divides en tres partes que representen el 50% para gastos fijos, 30% para gastos superfluos, y 20% para ahorro.

Así, en este ejemplo cada mes estarías liberando $600 automáticamente para tus ahorros. Pero sabes que tus gastos fijos son de $1000, y el 50% de tus ingresos representan $1500, lo que te deja $500 “sin uso”. Pues estos pueden cubrir gastos emergentes, sumarse al ahorro general, destinarse a un segundo monto de ahorro, o usarse libremente para el disfrute, cuando sientas que necesitas un respiro.

"Lo primero que debes hacer para ahorrar dinero día a día es calcular con tanta precisión como puedas los gastos fijos que tienes."

'

"El Método 50/30/20 te permite ahorrar en casa ya que debes dividir tus ingresos en tres partes: el 50% para gastos fijos, 30% para gastos superfluos, y 20% para ahorro."

Con estas dos medidas de ahorro en casa podrás juntar dinero sin esfuerzo alguno. Cuando tengas un límite permitido para tus gastos, con mucho gusto irás acomodándolos para potenciar tus reservas, sabiendo con seguridad que estás haciendo algo bueno para tu futuro, para tus vacaciones, o para cualquier eventualidad. ¡Ahorrar cada mes nunca fue tan fácil!