Cómo Ahorrar en Comidas Durante un Viaje

¿Es posible gastar menos en comidas durante el viaje de vacaciones? Claro que si, sólo es preciso tener en cuenta estos consejos útiles e interesantes que se detallan en esta nota.

Cómo Ahorrar en Comidas en un Viaje

Tips para ahorrar en comidas durante las vacaciones. Cómo gastar menos en comidas en un viaje.

Los sándwiches preparados por ti son la mejor alternativa para ahorrar en comidas.

Cómo Gastar Menos en Comidas Durante un Viaje

Estás relajado, y justamente por eso tienes que prestar atención y tratar de ahorrar en comidas en un viaje, ya que de lo contrario no sólo ocuparás una gran parte de tu presupuesto, sino que además no cuidarás tu figura.

No hay dudas de que quieres disfrutar de esos días en la playa, en la montaña o conociendo una ciudad nueva. Sin embargo, en muchos casos no nos damos cuenta de que una de las cosas que más cuestan dinero es la comida, por más de que encontremos sitios asequibles o nos convenga el cambio de moneda en el destino.

Por otro lado, no queremos pasar hambre, porque no podremos disfrutar los paseos, estaremos de mal humor, aumentarán las peleas con la pareja, etc. ¿Qué hacer entonces para gastar menos en comidas durante el viaje de vacaciones? Tener en cuenta el presupuesto, pero también otras cuestiones.

"Consulta a los residentes dónde se puede comer bien y barato, aléjate algunas calles del centro, busca puestos de comida ambulante, así también podrás degustar platillos locales y más caseros."

8 tips para ahorrar en comidas en vacaciones

A todos nos gustaría tener dinero ilimitado para gastar en lo que queramos, sea en un restaurante caro o en el platillo más exclusivo. Sin embargo, la realidad indica que debemos prestar más atención a los precios y buscar maneras de ahorrar durante nuestro viaje. Ten en cuenta los siguientes consejos:

Tips para ahorrar en comidas en vacaciones. Consejos para gastar menos en las comidas durante un viaje. Consejos de ahorro en vacaciones

Evita las tentaciones en la playa, se llevarán gran parte de tu presupuesto si no te limitas.

© Depositphotos.com/Ariwasabi

1. Conoce bien tu presupuesto: Organizando el viaje con anticipación también podrás ahorrar dinero. Ya habrás pagado el transporte y el hotel, sólo te resta conocer los gastos diarios que tendrás y adaptarlos a lo que tienes disponibles. Una vez que determines cuánto puedes o quieres consumir por día en alimentarte, sabrás si un restaurante o casa de comidas es acorde o no. Podrás llevar un control más exhaustivo y en el caso de que un día sobrepases el presupuesto, al otro deberás reducirlo para compensar.

2. Prepara una vianda para las excursiones: Si llevas unos sándwiches en un recipiente de plástico, unas barras de cereal, agua, algunas frutas o hasta dulces en las excursiones, sin dudas ahorrarás bastante. No tendrás la necesidad de comprar algo para comer en puestos cercanos a los atractivos turísticos, que suelen ser bastante costosos. Además, podrás disfrutar de una comida más saludable. Recuerda que el menú debe ser simple de comer y que no requiera el uso de cubiertos. No te olvides de las servilletas y de una bolsa para los residuos.

3. Come en restaurantes fuera del circuito turístico: Como comentábamos, las casas de comida cercanas a las atracciones de un destino son más costosas. Consulta a los residentes dónde se puede comer bien y barato, aléjate algunas calles del centro, busca puestos de comida ambulante, así también podrás degustar platillos locales y más caseros, de los que consumen los habitantes del lugar. En cuánto a los puestos callejeros, pregunta si son aconsejables o no y analiza su estado de limpieza. Los turistas suelen ser bastante vulnerables a algunas cuestiones sanitarias en relación al agua, sobre todo, pero también a los condimentos o ingredientes que utilizan.

4. Bebe agua en botella: Lleva siempre contigo, en la mochila o en el bolso, una botella de agua. Esto no sólo saciará tu sed y tu hambre, sino que permitirá mantenerte bien hidratado. Evita beber agua del grifo, aún cuando estés en un buen hotel. Lo mejor es comprarla embotellada en un mercado que no esté en el centro, porque esas tiendas son más económicas. Además, se aconseja disminuir el consumo de refrescos y alcohol en un restaurante, para ahorrar bastante.

5. Opta por un desayuno suculento: Si el hotel donde te alojas ofrece desayuno incluido, trata de comer bien desde temprano. Así tendrás mayor energía para afrontar la jornada y a la vez, tardarás más tiempo en sufrir hambre. Si comes un buen desayuno completo, incluyendo lácteos, cereales y frutas, quizás hasta pasado el mediodía no quieras consumir más nada, o con un sandwich sea suficiente.

6. Busca menúes ejecutivos: Si vas de vacaciones a una ciudad, seguro tendrá una parte céntrica donde hay muchas oficinas y tiendas. Puedes buscar restaurantes allí, pero prestando atención que tengan el servicio de “menú ejecutivo”. Esta alternativa es muy buena porque por un precio fijo tienes entrante, primer plato, postre y bebida.

7. Haz tu comida: Si tienes que elegir entre un hotel o un apart, la segunda opción es mejor para ahorrar en comidas. Básicamente, porque ofrece una cocina y espacio para que puedas preparar el almuerzo o la cena. Sin dudas, no ir todos los días a un restaurante hará que tu holgado presupuesto no sienta las consecuencias. Y si vas a un hostel, esta alternativa es la más adecuada para cocinar y hasta compartir los gastos con otros huéspedes.

"Para ahorrar en comidas en un viaje visita la parte céntrica donde haya oficinas. Puedes buscar restaurantes allí, pero prestando atención que tengan el servicio de “menú ejecutivo”."

8. Deja de lado los caprichos: Si vas a la playa, por ejemplo, aparecerán decenas de vendedores ofreciendo todo tipo de delicatessens típicas del lugar, desde un zumo de frutas a un batido de coco. Trata de no tentarte con lo que venden, porque si sumas lo que gastas en esos tentempiés, te darás cuenta de que tu bolsillo no lo podrá resistir hasta que terminen las vacaciones. Evita también comprar dulces, snacks o refrescos en cada puesto que ves en tus excursiones.

¿Quieres gastar menos en comidas durante tus vacaciones? Entonces no dudes en seguir estos consejos. ¡Tu presupuesto y tu cuerpo estarán más que agradecidos!

Seguir