Cómo Adiestrar a un Perro

Conoce algunos consejos útiles para entrenar a tu perro con resultados más rápidos, y enseñanzas más duraderas.

Método para entrenar a un perro. Tips para adiestar al perro.

Adiestrar al perro debe ser una tarea diaria, con un objetivo definido, y no algo que hagas esporádicamente.

Método de Adiestramiento para un Perro

Ya sea cachorro o adulto, siempre podemos aplicar consejos útiles que nos ayuden a adiestrar a un perro con eficiencia y de manera entretenida, tanto para el animal como para ti mismo.

Ante todo, ten en cuenta que el adiestramiento es una educación, así como la que se da a los niños: si la realizas desde el castigo y la obligación probablemente no obtendrás resultados tan efectivos como si lo harías con diversión, premios y el cariño constante.

"No adiestres al perro con hambre ni tampoco justo luego de comer, y establece las sesiones de preferencia a mitad de la mañana o a mitad de la tarde."

Define el objetivo

Ante todo necesitas definir cuál es el objetivo del adiestramiento en general: si buscas entrenar al perro para una demostración, para un deporte o actividad, o para el cuidado de la casa, te recomendamos consultar con especialistas en la materia (especialmente si se trata de defensa del hogar, pues no querrás convertir a tu mascota en un arma peligrosa).

Consejos para el adiestramiento de un perro. Método simple para adiestrar a tu perro

Al entrenar a tu perro, asegúrate de recompensar sus buenas acciones ya sea con bocadillos, premios, o caricias.

© Depositphotos.com/bezzznika

Por otro lado, si lo que quieres es crear normas de conducta generales (por ejemplo: no orinar dentro de la casa, no ladrar a todas horas, comer sólo de su plato y demás), puedes ser tú quien enseñe al perro, utilizando el juego, el premio y las caricias como medios más eficientes.

Las sesiones de entrenamiento

Se entiende a una “sesión de entrenamiento” a un período establecido por un lapso específico, en el que educaremos al animal con el fin deseado. Puedes realizarlas a diario, o tantas veces por semana como quieras. Es mejor si respetas la agenda, por ejemplo, realizando sesiones los días Lunes, Miércoles y Viernes a las 15 horas y hasta las 17 horas, con precisión. Esta rutina predispondrá al animal a recibir mejor la educación que si, por ejemplo, simplemente lo hicieras cuando te dé la gana.

Durante las sesiones de adiestramiento dedica toda tu atención al animal y a la tarea en manos. En pocos días el perro sabrá que este es “su” tiempo, y si tú pasas toda la sesión viendo tu móvil u ocupado en otras labores, la atención del perro también divagará hacia otras cosas, haciendo ineficiente el método de educación.

6 tips para adiestrar a tu perro

Sea cual sea el fin y la metodología de entrenamiento que elijas, ten en cuenta estos consejos:

1. Considera el humor del animal. Seguramente habrá días en los que el perro simplemente no tendrá ganas o energía para el adiestramiento. Dedica esos días al juego y a pasar el tiempo juntos, sin restar la atención que le prestas regularmente en el momento de las sesiones, pero sin esperar que el animal coopere con la educación.

2. Dedica la sesión a una tarea por vez, y no pases a la siguiente sino hasta haber dominado la meta actual.

3. No lo adiestres con hambre ni tampoco justo luego de comer, y establece las sesiones de preferencia a mitad de la mañana o a mitad de la tarde. 

4. No expongas al animal a los climas agresivos, pues perderías su interés en las próximas sesiones. Si hay lluvia, nieve, mucho viento, frío o calor intensos, haz el entrenamiento dentro de casa, con actividades más simples (como enseñarle a sentarse, tareas que no requieran de movimiento).

5. Verifica el ciclo de evacuaciones de tu perro, e inicia la sesión de adiestramiento luego de una y no antes.

"Recuerda siempre respetar los horarios y dedicar toda tu atención a la tarea. Esto es clave para el éxito al momento de entrenar a tu mascota."

6. ¡No lo obligues!: Muchas personas piensan que el perro es un ser que no siente ni tiene carácter alguno, pero no es así. Así como habrá días en los que tu mascota estará más interesado en dormir o en jugar que en aprender, también puede haber momentos en los que el can esté triste, enfermo o molesto. Obligarlo a la educación no llevará a buen término, y hasta podríamos recibir alguna conducta peligrosa de su parte.

Recuerda siempre respetar los horarios y dedicar toda tu atención a la tarea. Esto es clave para el éxito al momento de entrenar a un perro, siempre desde el cariño y para la diversión de ambos.

Escrito por: Eugenia

Gracias por leer Cómo Adiestrar a un Perro, si te gustó este artículo, suscribete a cualquiera de nuestras redes sociales y recibe publicaciones destacadas todos los días.

Comparte

Tú opinión

Esta nota te fue útil?

Seguir