5 Métodos Caseros para Alisar el Pelo

¿Quieres cambiar tu look sin modificaciones permanentes?. Entonces elige algunos de estos métodos temporales de alisado del pelo, para lucir un estilo diferente cada día.

Tips para alisar el pelo de forma temporal. Alisado del cabello de manera temporal. 5 métodos de alisado del cabello

© Depositphotos.com/KarynaChe

La planchita doméstica sigue siendo la favorita, pero no es la única herramienta para alisar el cabello de manera temporal.

Cómo Alisar el Cabello en Casa

Hoy te enseñamos 5 métodos caseros para alisar el pelo con los que podrás modificar tu peinado para cada ocasión, ayudando a reducir el volumen y el frizz en esos días de mucha humedad, y también resaltando su color sin quemar, secar ni dañar tu melena. ¿Creías que algo así era imposible? ¡De ninguna manera! Sigue leyendo y aprende cómo cambiar tu cabello cada día.

Tips para el cuidado del pelo

Antes de aprender los distintos métodos temporales de alisado del cabello, hagamos un breve repaso sobre cómo tenemos que protegerlo para que el calor no lo reseque ni dañe. Por un lado, es fundamental hacerle tratamientos regulares, alimentarnos con muchas frutas y vegetales frescos, y beber no menos de dos litros de agua por día.

Aunque parezcan asuntos distantes, una correcta nutrición le dará a tu cabello la fuerza que necesita para crecer fuerte, sano y a un ritmo normal, mientras que una buena hidratación evitará que se reseque o se caiga. Además, comer sano y beber agua es genial para todo tu organismo, desde el cabello hasta las uñas de tus pies.

En lo que respecta a los tratamientos, una vez por mes al menos haz una mascarilla nutritiva casera elaborada con ingredientes naturales, para ayudar a conservar mejor la estructura de cada hebra. Encuentra las mejores alternativas para tu tipo de pelo siguiendo este enlace.

5 formas de alisar el cabello en casa. Tratamientos caseros para alisar el cabello. Cómo alisar el pelo por algunas horas.

El uso de la plancha regular es el menos recomendado, pero puede ser de utilidad conocerlo en caso de una emergencia.

© Depositphotos.com/Nomadsoul1

Finalmente, antes de aplicar estas técnicas de alisado del cabello, asegúrate de que esté seco o apenas húmedo (dependiendo de la técnica), y de protegerlo con un óleo protector para el calor, que conseguirás en cualquier peluquería, farmacia, tienda de cosmética y en muchos supermercados, a precios muy bajos.

5 métodos para alisar el cabello de forma temporal

Elije una de estas técnicas y úsala para modificar tu aspecto, cuando quieras y sin salir de casa:

1. Con el secador regular: La secadora de cabellos es una herramienta genial para alisar el cabello por algunas horas, especialmente si puedes regular su temperatura, evitando dañarlo.

Con la melena apenas húmeda, divide tu pelo en mechas pequeñas, retirándolas hacia un lado de la cabeza. Trabaja desde las mechas de la nuca y de abajo, y hacia el frente y arriba, de a una por vez. Toma el cabello con un cepillo redondo de cerdas tupidas, y estíralo mientras le das el calor con el secador, lentamente, estirándolo en el proceso. Cuando estés conforme con el resultado, sigue a la siguiente mecha.

2. Con el secador alisador: Este es un secador de cabellos en cuyo extremo tiene unido un implemento con planchas que se abren y cierran por acción de un gatillo, como si fuera un peine de dientes planos y anchos.

Tomando la melena de a mechas pequeñas, abre las paletas del accesorio, inserta en la base del cabello, y libera el gatillo para que los “dientes” lo presionen. Activa el secador con aire cálido a caliente, y ve arrastrando hacia las puntas, secándolo y alisándolo al mismo tiempo. Otros modelos incluyen un cepillo redondeado en el extremo que también pueden ser efectivos.

3. Con la planchita: La tradicional planchita del cabello es bien conocida por todas, y cada día aparecen en el mercado más modelos con funciones sensacionales que cuidan nuestro pelo. Asegúrate de que esté bien seco y de preferencia limpio (especialmente libre de cremas de peinar u otros similares), y aplica un óleo protector para el calor antes de usar el artefacto.

4. Alisar el pelo con la plancha: Años atrás, antes de la invención de las planchitas alisadoras, miles de mujeres usaban la plancha de la ropa. Esta técnica no es recomendable, pues es muy fácil dañar el cabello y quemar tus orejas, rostro o cuero cabelludo. Si vas a usarla de cualquier modo, coloca un paño sobre el pelo seco y protegido con un óleo para las altas temperaturas, y usa la plancha a temperatura media a baja, haciendo pasadas constantes para no quemarlo.

5. Alisado temporal con cepillos: Si tienes tiempo suficiente y un cabello dócil, al salir de la ducha seca tu melena con toallas, cepíllalo bien, y usa peines de dientes finos para ir estirándolo tanto como puedas, y enroscándolo en torno a tu cabeza. Sujétalo con pinzas tras cada vuelta y, al finalizar, envuelve tu “casco de cabello” con una vieja playera de algodón. También puedes enroscar el pelo en tubos grandes.

Deja secar (puedes hacerlo antes de ir a dormir) y, al quitar las pinzas, tu melena estará mucho más lacia. Termina de modelar con un cepillo redondo de cerdas tupidas, o con las técnicas mencionadas en esta lista.

Con estos métodos de alisado del pelo de forma temporal lograrás un lacio perfecto por algunas horas (hasta que vuelvas a mojarlo), y lucir peinados sensacionales sin gastar en la peluquería, ni poner a riesgo tu salud con el uso de químicos y productos tóxicos.