5 Hábitos para Mejorar la Productividad

¿Sientes que te falta impulso y no logras cumplir con tus metas diarias?. Quizás lo que necesites sea desarrollar estos 5 hábitos. ¡Ponlos en práctica!

5 Técnicas para ser Productivo

Para cumplir con más de tus metas diarias no necesitas tener días de 30 horas, sino desarrollar hábitos para mejorar la productividad. Son pequeñas acciones, un nuevo modo de hacer las tareas cotidianas que, conforme los repitas día tras día, se convertirán en una segunda naturaleza para ti, hasta que no recuerdes otra manera posible de hacer las cosas.

Tips para ser más productivo. Cómo mejorar la productividad con distintos hábitos. Técnicas para mejorar la productividad

© Depositphotos.com/talitha_it

Estos hábitos te ayudarán a ser productivo en tus tareas, ¡y puedes incorporarlas a tu vida hoy mismo!

Los hábitos son conductas, caminos y mecánicas que realizamos sin siquiera notarlas. Si te cepillas los dientes cada mañana, seguramente lo hagas sin prestarle demasiada atención y, más importante aún: sin que te exija esfuerzo alguno. Es porque la repetición de este acto se ha convertido en un hábito en tu vida diaria.

Los estudios indican que un gesto o acción repetidos de la misma manera, en el mismo horario, durante 21 días consecutivos, tiene más del 80% de probabilidades de convertirse en un hábito. Así, si repites el acto a diario (del mismo modo y en el mismo horario) durante un mes, aumentarás las chances de convertirlo en una segunda naturaleza, y si lo haces durante más días, seguramente la probabilidad será la máxima posible. Sólo se trata de analizar qué deseas, y “obligarte” a repetir estas acciones hasta hacerlas sin notarlo.

Herramientas para ser más productivo. Tips para ser más productivo en tu día a día.

Dedica unos minutos por la mañana a pensar qué debes hacer en la jornada, y otros al final del día para anticipar lo que harás mañana.

© Depositphotos.com/alphaspirit

5 hábitos útiles para ser más productivo

Sea el ámbito que sea, puedes lograr más utilizando menos recursos si incorporas a tu vida estos hábitos para mejorar la productividad:

1. Dedica unos minutos para pensar qué debes hacer en el día: Puede ser durante tu ducha matinal o mientras cepillas tus dientes, te vistes, o haces otra cosa que no requiera de un proceso mental interviniente. Sólo enumera en orden horario las tareas que debes hacer, con tanto detalle como puedas. Esto hará maravillas para tu organización y productividad.

2. Derriba puentes de comunicación que no sean indispensables: Si estás trabajando: dedica toda tu concentración a trabajar, y no a ver las actualizaciones de las redes sociales o a recibir los mensajes de tus amigos que están aburridos en sus escritorios. Deja activa sólo una vía de comunicación para emergencias (puede ser el teléfono sólo para llamados, o el correo electrónico), y desactiva todos los sistemas de comunicación no fundamentales. Será increíble cuánto avanzas si no estás prestándole atención a esas cosas en tu día.

3. Piensa en tu meta diaria, semanal, mensual, anual y a cinco y diez años: Parece mucho, pero sólo te costará el primer día. Piensa, por ejemplo, cuál es tu gran meta en lo laboral para los próximos 10 años y los próximos 5 años (debería haber coincidencias entre ambas, claro). Luego, define cuál es la meta pequeña que necesitas cumplir este año solamente, y cuáles son las 12 pequeñísimas metas que te acercan a eso (una por mes). Por último, piensa en cuál es tu meta de la semana y del día. A partir de allí, recuerda cada una aprovechando tu almuerzo o en unos minutos de descanso, para tenerlas siempre en tu mente.

4. No te comprometas con lo que no te acerca a tu meta: Seguro que si el jefe te pide que vayas a su oficina, deberías ir para no tener disgustos, pero si un colega te invita a un juego de fútbol de dedos con bolitas de papel, seguramente esto no elevará tu productividad. Reserva esa invitación para la hora del almuerzo, o para después del trabajo, y concéntrate en cumplir tanto como puedas en el día de hoy. Eso si, recuerda tomar descansos regulares, ¡el cansancio es el peor enemigo de la productividad!

"Recuerda tomar descansos regulares, ¡el cansancio es el peor enemigo de la productividad! ."

5. Ordena, repasa y prepara: Antes de regresar a casa, dedica 5 minutos para ordenar tu zona de trabajo, preparar tanto como puedas para mañana, y pensar qué has hecho en la jornada y qué harás mañana. Esto no sólo facilitará tu labor, sino que te motivará a superarte al día siguiente, y es uno de los mejores hábitos para ser productivo que puedes sumar a tu vida.

"Los estudios indican que un gesto o acción repetidos de la misma manera, en el mismo horario, durante 21 días consecutivos, tiene más del 80% de probabilidades de convertirse en un hábito."