10 Errores en una Entrevista de Trabajo

Hay 10 cosas que no debes hacer en las entrevistas de trabajo si quieres realmente aspirar a ese puesto. Aquí te los contamos para que puedas evitarlos.

Errores que debes evitar en una entrevista de trabajo. Tips para no cometer errores en una entrevista de trabajo

© Depositphotos.com/racorn

Un error habitual es no hacer preguntas cuando el reclutador te las solicite, lo que indica que no tienes mucho interés en el puesto.

Errores que se Cometen en las Entrevistas

Es muy común cometer errores en una entrevista que nos dejan fuera de competencia para el puesto al que aspiramos, por eso es importante conocer bien el procedimiento y pensar bien las respuestas.

Si estás buscando trabajo, seguramente habrás preparado tu currículum vitae, respondido a avisos clasificados y solicitudes de personal, y te estarás preparando para recibir la llamada. Pues en ello también debes tener cierta preparación, pensando de antemano la ropa que usarás para vestir adecuadamente, practicando tu saludo y revisando tu información para tener bien frescos los datos, respondiendo con premura a las consultas del reclutador.

Conoce cuáles son los errores más habituales en estas situaciones que, por nervios o por poca preparación, pueden dejarte fuera de carrera.

10 errores que debes evitar en las entrevistas

Entre los cinco principales encontramos el de llegar tarde. Es casi imperdonable. Ya sea porque lo olvidaste o porque quedaste atorado en el tránsito, la impuntualidad es lo que te restará la imagen de responsabilidad que necesitas proyectar. Para evitarlo, siempre sal de casa antes de lo necesario, anticipándote a inconvenientes en el tránsito o el transporte. Cuando te llamen para concretar la entrevista, pide un teléfono al que puedas comunicarte y, en caso de demoras justificadas, asegúrate de comunicarlo ofreciéndote a re-programar la entrevista si fuese necesario.

Errores comunes en las entrevistas de trabajo. 10 errores que debes evitar en las entrevistas.

Recuerda saludar correctamente, tanto a tu llegada, mirando a la persona a la cara, como también en tu despedida.

El segundo error más habitual es el de asistir mal vestido, informal, despeinado, sin maquillaje o como si fueses a disfrutar entre amigos. Viste para la ocasión, con ropa elegante, limpia y sin arrugas. No es necesario el esmoquin, pero sí que asistas con pantalón de traje, camisa limpia, bien peinado, afeitado, maquillada, y como si ya tuvieses el trabajo que buscas.

El tercer error en entrevistas de trabajo es el de asistir sin la preparación adecuada, sin una copia de tu CV., sin el documento de identificación y sin los elementos que pudieran ser necesarios. A ello se suma el error de no tener pleno conocimiento sobre el puesto ofrecido o la empresa para la que formarás parte: es necesario que recuerdes los datos imprescindibles, y que los averigües y consultes de antemano para ir bien predispuesto e informado.

El quinto es el de no saludar correctamente, tanto a tu llegada (presentándote y saludando cordialmente, mirando a la persona a la cara) como también en tu despedida, momento en el cual también debes agradecer la oportunidad, pase lo que pase.

Durante la entrevista muchos reclutadores buscan distender el ambiente para que los nervios no te impidan responder, y a veces para analizar tu respuesta en situaciones afines. Uno de los errores más habituales es la de pasarse del grado de confianza, tratando a la ocasión como si fuese una charla entre amigos. En esto hay quienes se hallan tan a gusto que se sienten libres de despotricar y hablar mal sobre su antiguo jefe o empresa de trabajo, y también quienes deciden que está bien quejarse de todo: la situación financiera del país, el mercado laboral, la vida misma. Ambos son errores que te dejarán fuera de la consideración de los reclutadores, pues nadie quiere como empleado o compañero a una persona negativa.

"Un gran error es hablar de dinero desde la primera entrevista, consultando sobre el salario, los beneficios y demás: esto denota tu interés por la remuneración en lugar del trabajo."

Los últimos dos son fácilmente evitables, si tan sólo te mentalizas. El primero es el de hablar de dinero desde la primera entrevista, consultando sobre el salario, los beneficios, bonos de navidad y demás (lo que sólo denota tu interés por la remuneración en lugar del trabajo), y el segundo es el de no hacer preguntas cuando el reclutador te las solicite, lo que indica que no tienes tanto interés como desesperación.

Mentalízate en evitar estos 10 errores comunes en las entrevistas de trabajo, y evita caer en las trampas si quieres obtener ese puesto al que aspiras.

"Un error común en entrevistas de trabajo es el de asistir sin la preparación adecuada, sin una copia de tu CV., sin el documento de identificación y sin los elementos que pudieran ser necesarios."