Cómo y porqué realizar una amniocentesis

Amniocentesis

La amniocentesis es una prueba prenatal que consiste en extraer una pequeña muestra de líquido amniótico que rodeo al feto para examinarlo.

Se utiliza esta prueba para diagnosticar o descartar la presencia de defectos congénitos y trastornos genéticos.

La amniocentesis no es una prueba que es indicada por los médicos como rutinaria a todas las mujeres embarazadas, ya que tiene un pequeño riesgo de aborto espontáneo. Se las recomienda cuando existe un mayor riesgo de defectos congénitos o ciertas malformaciones.

Porqué se indica una amniocentesis

Generalmente se indica una amniocentesis en los siguientes casos.

  • Edad de la mujer embarazada. Como a mayor edad de la madre mayor es el riesgo de que el niño tenga defectos cromosómicos, los médicos aconsejan a toda mujer mayor de 35 años a realizársela. El defecto más común y que se detecta con esta prueba es el síndrome de down.
  • Hijo anterior con defecto congénito. Cuando ya se ha tenido un hijo con alguna anomalía cromosomita o defecto del tubo neural, se suele indicar la realización de esta prueba en los nuevos embarazos.
  • Resultados anormales en pruebas de detección precoz. Estas pruebas se realizan durante el primer o segundo trimestre de embarazo y se combinan con análisis de sangre y ecografías. Si estas prueban dan el indicio de alguna alteración cromosomitas, se diagnostica la realización de la amniocentesis.
  • Antecedentes familiares. Si hay casos en la familia de personas que han nacido con alteraciones cromosomitas, también se recomienda realizar esta prueba.

Cuándo se realiza la amniocentesis

La amniocentesis se realiza entre las semanas 15 y 20 de gestación. No se recomienda realizarla antes debido a que el riesgo de aborto espontáneo es mayor.

En algunos casos, se realiza en el tercer trimestre, para saber si los pulmones  se han formado (si se cree que el parto será prematuro) y además, porque ayuda a evaluar la gravedad de la incompatibilidad de Rh.

Cómo se realiza al amniocentesis

Antes de practicar esta prueba, el médico realiza un ultrasonido para saber la posición de la placenta, el feto y los sacos de líquido amniótico. Luego, desinfecta el abdomen de la mujer embarazada, quien se encontrará recostada sobre su espalda  en una mesa y, guiándose por el ultrasonido realizado momentos antes, introducirá una aguja delgada dentro del abdomen y el útero hasta entrar en el saco amniótico. Al llegar al saco amniótico, extrae un poco de líquido y luego retira la aguja.

Al terminar el procedimiento, controlará si los latidos del bebé continúan normales. Esta prueba no dura más de unos minutos.

En general, esta prueba no produce ningún tipo de dolor para lo mujer embarazada, y se recomienda que la misma descanse durante el resto del día.

El líquido amniótico que se ha extraído es llevado al laboratorio para su análisis. En el laboratorio se separan las células del líquido amniótico y se cultivan para poder detectar defectos cromosómicos o defectos congénitos. Los resultados suelen darse en un tiempo estimado de 15 días.

Las complicaciones en una amniocentesis realizada en el segundo trimestre es poco frecuente, aunque este procedimiento siempre presenta un pequeño porcentaje de riesgo de aborto espontáneo. En cambio, una amniocentesis realizada durante los primeros tres meses de gestación conlleva tres veces más el riesgo de aborto espontáneo.

Los fetos con defectos congénitos no pueden tratarse antes del parto para revertirlos, pero si ayuda a los padres a prepararse emocionalmente para la llegada del bebé, además de darle la oportunidad de consultar con especialistas en genética y médicos para que desde el primer minuto de nacido el niño pueda tener la mejor atención posible.

Si bien los médicos pueden indicar una amniocentesis, es decisión de los padres realizarla o no, ya sea por creencias religioso o por propia convicción.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo y porqué realizar una amniocentesis, te sugerimos que visites nuestra sección Embarazo y maternidad.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social