Ella gana más que yo: ¿cómo lidiar con eso?

Los Conflictos en la Pareja cuando la Mujer Gana Más Dinero

Aunque hayamos avanzado como sociedad, es inevitable saber que nacimos y crecimos en una cultura que lleva un concepto de antaño, de generación en generación: "el hombre es el principal proveedor del hogar". Debe ser él quien "lleva el pan a la casa", en suma: el hombre debe tener un sueldo más alto que la mujer.

Este preconcepto es visto en el mismo mercado laboral, con diferencias de salarios que parecieran venir de siglos atrás. Por eso, cuando en casa la mujer es quien aporta más dinero, pueden aparecer problemas, peleas e inconformidades que debemos solucionar cuanto antes.

¿Qué hacer si mi mujer gana más que yo?

Si la pareja está bien definida, hay amor suficiente y responsabilidad el uno hacia el otro, entonces no debiera importar quién aporta más dinero. Es importante obviar las frases y palabras que puedan herir sentimientos, y también recordar a diario no minimizar a la otra persona por una nimiedad insignificante como lo es el dinero.

Repítanse a diario una premisa tan cierta como eficaz para lograr este respeto: "quien hoy gana más, mañana puede ganar menos". A final de cuentas, si el hogar es compartido, los gastos también lo serán. Y no importa si es el hombre o la mujer quién aporte más, sino que puedan cumplir con todas las obligaciones y vivir en tranquilidad financiera.

Mi mujer gana más que yo: Dejando el machismo de lado

Puede que te consideres vanguardista, de pensamiento "siglo XXI", y que ni de chiste te pienses machista. Pero volvemos a esa realidad: has sido criado en una cultura que te ha dicho una y otra vez que el hombre es el encargado de las finanzas, de traer "el pan a casa". Si no fuera así, entonces ni siquiera te estarías fijando si tu mujer es quien trae más dinero. Pero lo haces, y ese es precisamente el motivo.

Olvídate de ese preconcepto y consideren juntos las ventajas de tener dos ingresos, o de tener un ingreso que provenga de la dama. Pueden pagar sus obligaciones, mantener el hogar, poner comida en sus mesas, además de compartir las obligaciones del hogar: no porque tu mujer gane más dinero significa que la castigues sin colaborar en el aseo y mantenimiento del hogar, ni tampoco significa que seas tú quien debe hacerlo solo. No importa quién pasó más veces la escoba, sino que el piso esté limpio; de igual modo, no importa si la mujer gana más dinero, sino que haya billetes entrando a nuestras billeteras compartidas.

Pese a todo, sabemos que los hombres se sienten responsables, culpables y hasta un poco víctimas de esta situación. Pero con un diálogo abierto, mucha comunicación y respeto amoroso, verás que el hecho de que ella traiga más dinero a casa no es más que una bendición para todos, una que debieras agradecer sin fijarte en el nombre que ese cheque lleva impreso, sino pensándose unidos como una familia.

Si deseas leer más artículos similares a Vida en Pareja: Cuando la mujer gana más que el hombre, te sugerimos que visites nuestra sección Parejas.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social