Cómo Vestir al Bebé en Verano

Claves para Vestir al Bebé en Verano

La ropa de los bebés no debe elegirse respecto de su estética y estilo, sino de la utilidad que cumple en ayudarle a regular la temperatura corporal y liberar sus movimientos. Con la llegada del verano, debes asegurarte de que sus atuendos sean funcionales, útiles, y luego tan bellos como tu pequeño merece.

La regla de oro para vestir a los bebés, en particular en los primeros tres meses de vida, es "una prenda más que la mamá". Si llevas playera, tu hijo o hija necesita una de mangas largas. Pero en el verano esto se debe adaptar al clima del día y al sitio donde estés: las telas deben ser livianas, frescas, permitiendo una saludable transpiración que regule su temperatura corporal.

Aléjate de los tejidos sintéticos y acrílicos que impiden la ventilación e incomodan a la piel de tu bebé. Un mono o pelele de algodón con mangas cortas puede ser una opción genial. Eso sí. Siempre lejos del sol, pues su piel es extremadamente delicada. Si el día fuese demasiado cálido, en casa y a la sombra el pequeño puede permanecer sólo en pañal, pero si hay mucho brillo o sol, recuerda vestirlo con mangas y piernas largas para protegerlo: la tela suave y liviana impedirá que sufra demasiado calor.

Cuidado con la cabeza de tu bebé en verano

A la hora de vestir a tu bebé en verano, no sigas los preceptos de los adultos que indican que la cabeza debe estar descubierta para refrescarse. Los bebés son muy sensibles al sol, por lo que si vas a salir a pasear debes llevarlo siempre con un gorro liviano, que permita la respiración pero que le de sombra a su cabeza y rostro. El gorro debe ser algo suelto, no estar pegado a la parte superior de su cabeza, y debe asirse con cintas para que no se le caiga.

Mudas de ropa para el bebé en verano

Asegúrate de llevar siempre dos a tres cambios de ropa para tu bebé en verano, ya que su cuerpecito transpirará y debes mudarlo de prendas para que esté siempre seco y fresco.

Si tu pequeño ya camina, ponle unas sandalias abiertas y livianas, que faciliten la ventilación de su pie, y si aún está en su cochecito sin caminar, simplemente déjalo con los pies al descubierto, para controlar su temperatura. Si refrescara podrás ponerle calcetines livianos, siempre de algodón o fibras naturales (lino, seda, lana de verano), suaves y frescos.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Vestir al Bebé en Verano, te sugerimos que visites nuestra sección Embarazo y maternidad.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social