Verdades y mitos sobre el parto

Mitos populares sobre el parto

La concepción, la gestación y el parto tienen muchos mitos que sobrevuelan cada momento de esta maravillosa etapa, y entre estos supuestos "conocimientos populares" hay muchas verdades, pero también hechos que sólo confunden y hasta asustan a los futuros padres.
Sigue leyendo y descubre los mitos más populares entre esas frases que se repiten de boca en boca para aconsejar a las futuras mamás.

1. El médico te acompañará en todo momento

Si no se trata de una partera en un alumbramiento natural en casa, lo cierto es que el médico no acompaña a cada paciente en fecha de parto durante todo el proceso. Las contracciones normalmente comienzan en casa, o fuera del hospital, y suelen prolongarse por horas. Pero que esto no te haga caer en pánico, porque el profesional será notificado cuando ya sea la hora del alumbramiento.
Asegúrate de contar con una o dos personas de apoyo moral y emocional para todo el tiempo previo al nacimiento.

2. El segundo parto es siempre más fácil

Lo cierto es que cada parto es único y exclusivo en sus detalles y condiciones. A menudo es verdad que el segundo  es menos exigente en lo emocional, debido a que ya hemos pasado por esta etapa y ya sabemos qué esperar. En cambio, en el primer parto cada sensación es algo nuevo en nuestro cuerpo, pero no por ello significa que en los siguientes todo será menos doloroso o más veloz: simplemente se trata de algo que nuestro cuerpo ya conoce y que recuerda.

3. Come esto que te inducirá el parto, así no necesitas medicación

Hay alimentos conocidos por inducir el parto, como los picantes y muy especiados. Pero se trata de un gran mito: ningún alimento puede inducir el parto, a diferencia de la excitación sexual y del uso de ciertos medicamentos como el Pitocin, que sí ayudan. Muchas mujeres los evitan debido a otro mito: que provocan contracciones más dolorosas, pero este es otro dicho alejado de la verdad.

4. Si rompes bolsa, el bebé está a punto de nacer

No necesariamente. La bolsa de líquido amniótico puede romperse muchas horas antes del alumbramiento. De hecho, primero se libera el tapón mucoso, que muchas madres primerizas confunden con la bolsa amniótica. La verdad es que si desprendes el tapón o si rompes bolsa tienes tiempo de ir al hospital en calma y con normalidad. Lo mismo sucede con las contracciones: no corras, no te apresures poniéndote a riesgo, pues el trabajo de parto suele extenderse por unas dos a tres horas como mínimo. Sin embargo, tampoco te quedes quieta: toma tus cosas y ve al hospital, para instalarte con tiempo suficiente y acomodarte al espacio que le dará la bienvenida a tu bebé.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Verdades y mitos sobre el parto, te sugerimos que visites nuestra sección Embarazo y maternidad.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social