El horno eléctrico como aliado en la economía doméstica

El horno eléctrico es un elemento poco usado en las cocinas, debido a que se lo percibe como un artefacto de gran consumo energético, cuya función podría bien ser reemplazada por la del horno convencional. Sin embargo, cuando un hogar se ha acostumbrado a su presencia, y ha sabido aprender de sus bondades y beneficios , parece impensable evitar su uso.

Ventajas del horno eléctrico

Debemos saber que el horno eléctrico actual, en sus modelos de avanzada, presenta un consumo energético eficiente, si le sabemos dar el buen uso. Por sus compactas dimensiones, el horno eléctrico independiente se puede precalentar en pocos minutos, minimizando el consumo inicial. También, gracias a su método de distribución y emisión del calor (la mayoría presenta opciones de emisión inferior y superior independientes y en conjunto) el tiempo de cocción se ve disminuido, en relación al horno de cocina convencional.

Ten en cuenta que el horno eléctrico independiente, el pequeño, es apto para la preparación de platos de todo tipo, adecuados en tamaño. Si colocas alimentos en grandes trozos (una tira de carne enrollada, por ejemplo) la cocción podría no ser tan pareja. Por ello, el horno eléctrico es adecuado a la alimentación diaria de hasta cuatro personas, en relación al tamaño de las porciones.

Consejos para un mejor uso del horno eléctrico

El horno eléctrico posee dos o tres niveles o estantes, lo que permite la preparación de bandejas de diferentes platos al mismo tiempo. Puedes aprovechar estos niveles o estantes para optimizar el uso, en especial los que cuentan con turbo ventiladores que aseguran una pareja distribución del calor.

Así, por ejemplo, en un nivel puedes colocar carnes, y en el otro vegetales, o en un nivel puedes colocar pescados y en el otro una tarta. Ya que el horno es pequeño, no tendrás demasiados problemas al abrir su puerta y retirar una de las bandejas cuando esté lista. Eso sí: asegúrate de que las bandejas no queden ni en contacto directo ni demasiado cerca de la fuente emisora del calor. Si vas a ocupar dos niveles, verifica que el emisor superior de calor se encuentre apagado, para evitar quemar los alimentos de la bandeja de arriba.

Recuerda, al igual que en el horno convencional, que el interior del horno eléctrico conserva bien la alta temperatura. No esperes a que el plato esté listo para ser retirado y luego apagar el horno. Apágalo unos minutos antes (hasta 10 minutos de antelación), para aprovechar así el calor residual contenido en el horno, terminando de dar cocción a tus alimentos y sin gastar energía de más. También utiliza las bandejas provistas con el horno, o bien bandejas de color oscuro, lacadas o esmaltadas, para una correcta y segura cocción.

Por último, recuerda mantener el horno eléctrico en un sitio sobre mesada o en una alacena abierta, para asegurar una buena ventilación y la máxima seguridad del aparato y de la cocina. No lo ubiques en un cuarto demasiado ventilado o frío, ya que la temperatura externa jugará un papel importante en la temperatura interna del horno, aumentando el consumo eléctrico.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Ventajas del horno eléctrico y consejos para optimizar su uso, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social