Ventajas de una cerradura eléctrica

Cómo funcionan las cerraduras eléctricas

Las cerraduras eléctricas poseen un sistema de traba de puertas y aberturas con un funcionamiento electromecánico, que fortalece la estructura de modo único. A diferencia de las cerraduras convencionales, vulnerables en muchos aspectos, este tipo de cierre identifica a los usuarios habilitados y audita las acciones, creando registros de ingresos y egresos, y programando permisos o restricciones horarias para determinadas personas.

El cierre de la abertura se realiza con un bloqueo mecánico, muy seguro y resistente a agravios. El más completo funciona mediante electro-imanes, haciendo un cierre total de la puerta y activándose según la programación determinada. Como el sistema depende del suministro eléctrico, es conveniente contar con un generador o con abastecimiento de emergencias alternativo, generalmente incluido en el paquete.

Hay alternativas de cerraduras eléctricas más económicas y versátiles, las cuales funcionan con chapas y contrachapas electrónicas, o también cilindros eléctricos de cerraduras. Éstas se alimentan de la electricidad y de baterías para casos de cortes de energía.

Funciones y beneficios de las cerraduras eléctricas

La cerradura eléctrica puede contar con paneles de registro de huellas digitales o con botoneras de teclas en las que se ha de introducir el código de usuario. Otros más avanzados tienen lectores de chips, barras magnéticas o códigos de barras (cercanos o a distancia, y hasta con control remoto) que la persona habilitada llevará consigo, en su tarjeta de identificación u otro elemento.

Estas lecturas permiten la programación del sistema, de acuerdo a horarios y personal específico, para definir el ingreso a ciertas áreas. En el hogar, estos dispositivos bloquean el ingreso a personas fuera del grupo familiar directo, y también imposibilitan el egreso de niños pequeños, al no poder abrir la puerta. Programando el horario, la puerta quedará sellada durante la noche y en vacaciones, pudiendo ser desactivada rápidamente ante emergencias si fuera necesario.

Otro beneficio de las cerraduras eléctricas es que podemos activar una clave para cada punto del panel de la puerta (a la entrada y a la salida), duplicando así la protección en el hogar. Además, existe la posibilidad de modificar la definición de seguridad cada cierto tiempo, evitando así inconvenientes por el extravío o el olvido de los sistemas, o también su decodificación por parte de invasores.

Las cerraduras eléctricas son bastante más costosas que las convencionales, pero el gasto se ve amortizado en poco tiempo gracias a la seguridad y tranquilidad que brindan. En empresas pueden ser adquiridos en paquetes, disminuyendo su precio por unidades, mientras que en el hogar se puede optar por cerraduras electrónicas de marcas más económicas, pero con igual rendimiento y protección.

Si deseas leer más artículos similares a Ventajas de una cerradura eléctrica, te sugerimos que visites nuestra sección Seguridad.

Esta nota te fue útil?
9 valoraciones.
El 56% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social