El orden como método de ahorro

Mantén ordenado para ahorrar

A menudo no es nada fácil hallar las relaciones entre ciertos conceptos o actividades de nuestra vida diaria, pero debemos hacer el intento, para planificar una mejor vida, más confortable, y mejor para el ahorro y la economía doméstica en todos sus planos y niveles. Por ejemplo, ¿has pensado en la relación entre el orden y el ahorro? Pues aquí veremos algo al respecto.

Orden para ahorrar en las compras

El orden es, nada menos, la base del bienestar. Tanto el nuestro como el de nuestro hogar: el orden y la limpieza nos permiten ahorrar en compras hechas y por hacer, y facilitan una sensación de satisfacción muy sana para nuestra vida.

Mantener la casa en orden, por un lado, nos servirá para reconocer fácilmente las carencias. Si tenemos la heladera llena de sobras de viejos alimentos, en contenedores plásticos, bolsas y demás, tendremos la noción de poseer los ingredientes necesarios. Sin embargo, a la hora de preparar un platillo, notamos que no hemos hecho las compras de abarrotes de la manera más propicia. 

Por otro lado, el orden del hogar permite crear un hábito de compras inteligentes, optimizadas, y adecuadas. Cuando ordenamos el canasto de las verduras y notamos que muchas se han deteriorado, la próxima compra de verduras y vegetales será hecha a conciencia. De a poco, conoceremos exactamente cuánto debemos comprar de cada cosa, para evitar el malgasto. Aunque se trate de algo que sólo nos ha costado centavos: si se bota a perder en la alacena, habrán sido centavos arrojados a la basura.

Orden para conocer el estado de los elementos

Del mismo modo, mantener nuestro armario ordenado nos permite saber, con gran facilidad, qué prendas usamos regularmente, con qué contamos, y también podremos saber qué prendas son las que ya no usamos, que podemos regalar o donar a entidades caritativas.

El proceso del orden nos facilita estos conocimientos, pero además, al ordenar estaremos manipulando nuestros objetos y elementos, sabiendo su estado actual con sencillez.

Para ordenar la alacena, por ejemplo, comenzaremos por retirar todo su contenido, para limpiarla en profundidad. Luego, colocaremos los elementos en orden de uso, verificando, por ejemplo, su fecha de caducidad. Así podremos deshacernos de lo que ya no nos sirve o de aquello que ya no usamos, propiciando más espacio y más practicidad.

Finalmente, el orden es una excelente oportunidad para el buen mantenimiento. Cuando ordenamos, vamos también dejando en condiciones los elementos. Por ejemplo, al ordenar la cocina daremos una prolija limpieza a nuestros electrodomésticos, y esto favorecerá su funcionamiento y prolongará su vida útil. No hace falta aclarar que esto nos permitirá ahorrar mucho dinero, en poco tiempo, evitando cambios y refacciones.
GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Ventajas de mantener ordenada la casa y sitios de guarda en beneficio del ahorro, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social