Uso de baterías recargables

Las ventajas de usar baterías y pilas recargables

Las baterías de tubo (o “pilas”) son elementos sumamente utilizados en nuestra actualidad. En reproductores de MP3/MP4, radios, relojes despertadores y de escritorio, despertadores, cámaras fotográficas, los mandos a distancia o controles remotos, relojes de pared… y la lista sigue y sigue.

Muchas personas se fijan simplemente en el precio de compra. Las recargables, debido a su versatilidad y a la metodología de uso, son más costosas que las regulares. Sin embargo, no sólo representan una mano amiga para el medio ambiente, sino que son un gran alivio para nuestros gastos.

Costos de las baterías recargables

En reglas generales, el valor de la compra de una batería recargable puede ser amortizado en 2 a 3 cargas, a veces en más, dependiendo del tipo y de la carga de la pila o de la batería. Contando el valor de compra del cargador, el precio se amortiza con cuatro a seis cargas. Y la mejor noticia es que pueden ser reutilizadas muchísimas veces, haciendo que a partir de la cuarta recarga de energía en el artefacto, ya estemos haciendo un significativo ahorro.

Duración de las baterías recargables

Gracias a avances en la metodología y en los materiales de fabricación, las pilas y baterías NI-MH (recargables) poseen mayor capacidad de almacenamiento o carga, y también presentan una mayor duración en relación a las convencionales baterías de NiCd. También las recargables eliminan el efecto “memoria”, permitiendo cargas y descargas completas y sin desperdicios.

Una contra, si es que se lo puede considerar de este modo, es que el tiempo de almacenamiento fuera de uso de las baterías descargables es de unos 3 meses. Es decir, si no las utilizas, pierden su carga en un lapso de tres meses. No es de preocuparse, pues puedes volver a cargarlas fácilmente. Lo mejor es usarlas hasta agotar la carga, y guardarlas “vacías” para minimizar el desperdicio energético.

Este detalle hace que las pilas y baterías recargables sean mayormente aptas para aparatos de consumos o de usos regulares, como cámaras fotográficas (digitales y convencionales), reproductores de audio, relojes de pared y de escritorio, agendas electrónicas y algunos más. Suelen ser poco elegidas, por ejemplo, para el mando a distancia de reproductores de discos, pues estos suelen tener poco uso, o uso esporádico.

Pero, como sucede en nuestros días, la evolución tecnológica no encuentra pausa: en el mercado han empezado a circular pilas y baterías Ni-HM que han eliminado este sutil defecto. Aún son algo costosas, pero bien valen su inversión.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Ventajas de las baterías y pilas recargables, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social