Cómo funcionan las cocinas y hornos solares

Hornos solares, ahorro ecológico al cocinar

Las cocinas y hornos solares son soluciones prácticas para cocinar sin gastar ni un centavo en energía ni ningún tipo de combustible, ya que usan solamente el calor del sol. Si bien se venden ya listos para usar, se pueden fabricar en casa, ya que son aparatos sencillos y todas las partes se consiguen fácilmente.

Requisitos para el uso de hornos solares

Si te gustaría tener estas cocinas y hornos, debes tener en cuenta tres factores importantes.

En primer lugar, sólo se pueden usar en días de sol, ya que no cuentan con dispositivo de almacenamiento de la energía solar. En segundo lugar, el proceso de cocción tarda el doble que con los sistemas convencionales. En tercer lugar, sólo puedes tenerlos si dispones de un espacio al aire libre en el que dé el sol en forma directa durante unas horas, ya sea un balcón, una terraza, un patio, etc.

Ventajas del horno solar

Las ventajas son varias, además del importante ahorro energético:

- La comida nunca se quema ni se pasa

- Como no hay combustión, podemos dejar la cocina sin supervisión, porque no hay ningún peligro de incendio

- La comida se mantiene caliente mientras esté en el interior de la cocina o el horno.

- Tanto en las cocinas como en los hornos, conviene usar vajilla de color negro, que es el que más absorbe los rayos solares.

Tipos de cocinas solares

Hay dos tipos básicos de cocinas solares: las que funcionan por concentración (parabólicas), y las de acumulación (de caja).

Cocina solar parabólica: En este caso, se trata de una antena parabólica de superficie reflectante, cuya forma produce concentración de los rayos del sol en el centro. Ahí ubicaremos el recipiente con la comida a cocinar. Alcanzan con facilidad los 140º C, por lo que no se puede cocinar en recipientes plásticos, aunque sí de hierro, aluminio, acero, vidrio o cerámica. Mucho mejor si tienen tapa, para no pierdan el calor.

En este tipo de cocinas el tiempo de cocción es el mismo que con los sistemas convencionales.

Cocina solar de caja: Este segundo tipo de horno solar es una caja cerrada, cuyas paredes están realizadas en material refractario, aisladas térmicamente por el exterior para que no haya pérdida de calor, y forradas interiormente con material reflectante, lo que posibilita la concentración de energía. Los rayos del sol entran a través de la tapa de vidrio.

Estos hornos tienen las mismas prestaciones que un horno a gas o eléctrico: puedes cocinar comida, tortas, galletitas o panes… ¡lo que quieras!

Materiales para construir hornos solares

Los materiales en que se puede construir un horno solar son varios: para la estructura se puede utilizar prácticamente cualquier cosa, desde cartón a mampostería, siempre que lo aislemos apropiadamente.

Para la tapa, el vidrio resulta más eficiente que el plástico resistente al calor. El interior reflectante puede ser de aluminio o espejo.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Ventajas, características y tipos de hornos solares, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social