Cómo vender tu ropa usada

Consejos para vender la ropa usada

Quizás por unos kilos de más, porque tienes ropa de maternidad y tu bebé en brazos, o porque has usado esa blusa tantas veces que ya prefieres no volver a lucirla. Sea cual sea el motivo, siempre acumulamos ropa usada que ya es momento de desechar. Y para ello tienes dos opciones: donarla a una entidad de caridad, una idea genial si estás en un buen estado financiero, o venderla para mejorar tus ingresos.

Ordenando el placard para encontrar ropa que ya no uses

El primer paso es el más tedioso: vaciar el ropero. Toma absolutamente toda tu ropa y calzado, y ordénala en montones según su uso. Puedes hacer tres montones: las prendas de uso regular, las de uso ocasional (por ejemplo, los vestidos de fiesta o los trajes, las prendas más elegantes) y en un tercer montón las prendas que haga más de un año que ya no has usado, y las que no quieras volver a usar.

Luego, dobla prolijamente todas las prendas de los dos primeros montones y vuélvelas al ropero. Haz lo mismo con el calzado. Toma la ropa del tercer montón y lávala, plánchala, y déjala en impecables condiciones, remendando lo que hiciera falta. Establece un precio estimado para cada prenda, recordando colocar uno más bien bajo, pues no son productos nuevos. Ahora sí, la ropa y los calzados están listos para ser vendidos.

Vender ropa usada en una tienda

Puedes vender tu ropa a una tienda de ropa usada y de segunda mano por un precio bastante justo. Llévalas al local o muestra fotografías, y pregunta si quieren comprártela. Ellos te dirán un precio aproximado que puedes aceptar o rechazar.

Otra manera de vender tu ropa en una tienda de usados es mediante una consignación: tú dejas allí tus prendas, acordando un precio por cada una, y un día de visita, generalmente de una semana o 15 días. Pasado ese tiempo, regresas a la tienda y evalúas las que se han vendido, recolectando el valor acordado. Puedes volver a dejar las prendas usadas allí, o bien regresar a casa con ellas si así lo quieres.

Venta particular de ropa usada

Una buena manera de vender la ropa usada es mediante la venta particular. Coloca las prendas en el garage de casa para hacer una suerte de venta de garaje, comunicando a los amigos, familiares y contactos sobre el evento. Puedes establecer un día de la semana (por ejemplo, los domingos) para abrir las puertas y recibir a los potenciales compradores, facilitando la venta.

Aprovecha Internet para vender tu ropa usada: toma fotografías de cada prenda y súbelas a tu perfil, con una breve descripción y el precio estimado. Crea un evento en Facebook y envía el catálogo por tu correo electrónico. Así, podrás invitar a más personas a la venta particular, y también acordar ventas mediante las redes o el correo, apartando las prendas que ya han encontrado un nuevo dueño.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo vender tu ropa usada, te sugerimos que visites nuestra sección Economía y Ahorro.

Esta nota te fue útil?
15 valoraciones.
El 73% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social