Cómo utilizar tapones para los oídos

Tapones auditivos: tipos y modo de uso

Quién haya tenido que estudiar en casa mientras el perro del vecino no para de ladrar seguramente está al corriente de los tapones auditivos. Se trata de tapones de espuma o de vinilo (normalmente) que se adaptan al conducto auditivo para aislar el sonido del exterior.

Usos de los tapones auditivos

Los tapones auditivos logran reducir el ruido ambiente prácticamente al mínimo, hecho que los hace muy utilizables en fábricas con maquinaria que emite muchos decibelios, en discotecas, al manejar vehículos que hacen mucho ruido (helicópteros), y, de forma mucho más corriente, a la hora de preparar exámenes o estudiar cualquier asignatura, y así obtener una concentración máxima. Otros usos menos frecuentes los encontramos en profesionales o deportistas en contacto con la naturaleza, para evitar la entrada de agua o arena en el oído.

Cómo colocar tapones para los oídos

Para utilizar bien estos aislantes auditivos lo más sencillo es seguir las instrucciones del fabricante. Para tapones de espuma, lo más normal es apretarlos hasta lograr reducirlos en forma de pequeña varilla, de modo que pueda penetrar bien en el conducto auditivo. Sujetando con una mano la parte de arriba de la oreja, con la otra se debe empujar el tapón hacia adentro. Una vez introducido, recupera su estado normal ocupando todo el ancho del oído.

Imagen 1.

Los tapones de goma o vinilo, en cambio, no son deformables y se introducen en el orificio también hasta cubrirlo casi por completo.

Menos frecuentes son los tapones de algodón, cera o silicona, que se utilizan de forma parecida a estos dos últimos, aunque es recomendable consultar las instrucciones de la empresa fabricante.

Precauciones al utilizar tapones auditivos

Por razones higiénicas, estos tipos de auditivos son exclusivamente personales. Sean del material que sean, es corriente que después de usarlos se impregne un poco de cera de oído en ellos, razón por la cual se debe tomar la precaución de limpiar bien los oídos antes de cada uso. Algunos expertos consideran que una desventaja, no solo de los tapones, sino de cualquier protector auditivo, es que el hecho de no percibir ningún aviso o señal de peligro (caídas de máquinas, gritos de operarios, etc.), por lo que es obligatorio agudizar al máximo la vigilancia visual al utilizar estos objetos.

Finalmente, es interesante averiguar si un tapón es desechable o reutilizable, en el segundo caso se deberá lavar siguiendo las instrucciones pertinentes, aunque normalmente suele ser con agua y jabón en el caso de materiales como los vinilos o la silicona.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo utilizar tapones para los oídos, te sugerimos que visites nuestra sección Otros.

Esta nota te fue útil?
4 valoraciones.
El 50% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social