Cómo utilizar los diferentes tipos de pintura

Tipos de pintura

En el mercado existe una gran cantidad de tipos de pintura, cada una de ellas con unas características propias que las diferencian del resto y que las hacen más recomendables para una determinada superficie.

El problema es que, por norma general, la gente no distingue entre estos tipos de pintura. Es por ello que en este artículo vamos a explicar brevemente cada una de ellas, ayudando así a su entendimiento, de modo de saber cuál utilizar de acuerdo al trabajo que haremos.

Pinturas plásticas

Son aquellas pinturas que están compuestas por una resina sintética, vinílica o acrílica, que se ha combinado con agua. Este tipo de pintura es la mas aconsejada si se va a pintar paredes; se diluyen en agua y la limpieza de los pinceles y demás utensilios que usemos es muy sencilla.

Las pinturas plásticas no tienen olor y secan con bastante rapidez, por lo que las hace ideales para interiores. Además, podemos optar por varios acabados: mate, satinado o brillante.

Otra característica muy valiosa es que son lavables, siempre y cuando las adquiramos de calidad. Se pueden utilizar en cualquier tipo de superficie, incluso hierros, y son más cómodas de aplicar debido a que se extienden mejor que las demás.

Esmaltes sintéticos

Esta pintura esta elaborada en base a resinas alquímicas. Para diluirlas, se necesita algún disolvente especial, al igual que para limpiar los elementos utilizados en el trabajo.

Su secado demora alrededor de 10 horas. Son lavables y resistentes a diferentes agentes agresivos.

Las podemos encontrar en acabados mates y satinados para interiores, y brillantes para exteriores.

Pinturas grasas y óleos sintéticos

Estas pinturas están compuestas por resinas a las cuales incorporan cierta cantidad de aceite, generalmente de linaza.

Su secado es muy lento, alrededor de 15 a 20 horas, y necesitan de buena ventilación para que el proceso sea óptimo.  No obstante, se trata de un tipo de pintura muy resistente a las inclemencias y dura mucho tiempo en perfectas condiciones. 

Para su aplicación, deberemos rebajarla con aguarrás. Su uso está orientado fundamentalmente a paredes interiores, e incluso maderas

Barnices

Los barnices son generalmente transparentes y se aplican más comúnmente sobre madera. Su principal cualidad es que no tapa la veta de la misma.

Para su acabado podemos optar por barnices mates, satinados o brillantes, e incluso hay en el mercado algunos con tinte incorporado, que darán vetas artificiales sobre la madera, ya sea tonos roble, caoba, castaño, etc. También podemos comprar el barniz transparente y agregarle el color hasta alcanzar el tono deseado. Cuando mezclemos barniz con algún tipo de tinte, tenemos que tomar la precaución de mezclar bien antes de usar.

Existe un barniz especial para parquet que es altamente resistente al piso y el desgaste. En algunos casos, vienen los dos componentes por separado y se deben mezclar en el momento de usarlo.

Dentro de esta categoría podemos incluir a los protectores para madera, que son productos confeccionados para brindar la protección necesaria, especialmente si se encuentra en el exterior. Su composición permite que penetre profundamente en la madera y contiene sustancias hidrofugantes, fungicidas e insecticidas. Su acabado puede ser mate o semitransparente.

Pinturas de Clorocaucho

Se elaboran en base a una resina de caucho tratada químicamente con cloro. Debido a esto, es una pintura de gran resistencia al agua y a los ácidos.

Son muy utilizadas en instalaciones industriales, deportivas y piscinas. Se seca con rapidez y se diluye con disolvente.

Esmalte al agua

Su característica principal es que el disolvente que se utiliza es el agua y dan mucho brillo. Se elaboran con resinas acrílicas en emulsión y también se los suele conocer como esmaltes sintéticos al agua.

El color de la pintura se mantiene inalterable por mucho tiempo y los elementos utilizados en el trabajo se limpian fácilmente con abundante agua.

Pinturas al agua o al temple

Se caracteriza por ser de fácil aplicación, secar rápidamente y despedir muy poco olor.

Se puede encontrar en una amplia gama de colores y algunas vienen con un proceso antihongos, ideal para evitar o retardar la aparición de los mismos.

Pinturas antioxidantes

Su principal componente es el poliuretano y se utilizan mayormente en estructuras metálicas, ya que cumplen dos funciones a la vez, la cubren y la protegen contra el óxido.

Se pueden adquirir en diferentes tonos y se aplican como cualquier esmalte y sin diluir. Se pueden lavar sin problemas.

Pinturas anti condensación

Como su propio nombre indica, se trata de un tipo de pintura especialmente diseñada para su aplicación en zonas donde existe una fuerte condensación de agua, como lo son el baño y la cocina.

Pinturas antimoho

Estas pinturas retardan o evitan la aparición de hongos en lugares con mucha humedad. Dada su impermeabilidad, protegen la superficie pintada evitando la entrada de la misma. Se pueden aplicar de forma inmediata, sin necesidad de esperar que la mancha se seque.

Pinturas de imprimación o látex

Se utilizan antes de dar la capa final de pintura. Se recomienda en superficies porosas o paredes nuevas.

Aplicando este tipo de producto se evita gastar demasiada pintura, ya que sellan los poros, permitiendo una absorción y secado parejo de la pintura definitiva.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo utilizar los diferentes tipos de pintura, te sugerimos que visites nuestra sección Reparaciones y Mantenimiento.

Esta nota te fue útil?
47 valoraciones.
El 77% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social