Cómo utilizar las cremas exfoliantes

Cuándo usar la crema exfoliante

Una vez por semana, es recomendable que te hagas una limpieza de cutis, la cual incluya una exfoliación. La misma, permitirá que elimines las células muertas del rostro, así como limpiar los poros en profundidad. La mayoría de los puntos negros desaparecen con una buena exfoliación.

En el mercado se venden muchos tipos de cremas exfoliantes. Tu puedes hacer una casera, mezclando en tu crema de limpieza un poco de azúcar.

Como primer consejo, no te hagas más de una exfoliación por semana, ya que la misma abre los poros, y puedes correr el riesgo de agrandarlos. Por otra parte, el masaje de la exfoliación estimula la regeneración celular, quedando la piel más sensible y más propensa a que salgan barritos.

Cómo aplicar la crema exfoliante

  • Limpieza del rostro: Para comenzar, debes tener el rostro limpio, haberte quitado todos los restos de maquillaje, pero no haberte pasado la loción tónica. Para abrir los poros y que la exfoliación sea aún más profunda, puedes poner el rostro sobre un emisor de vapor, por ejemplo una olla con agua caliente.

  • Exfoliación: Con el rostro seco o semi húmedo, procede a exfoliar por zonas. Puedes empezar por la frente, seguir por nariz, mejillas y finalizar con el mentón. Utiliza siempre la yema de los dedos índice, mayor y anular, trazando círculos pequeños en la zona, y ejerciendo cierta presión. Evita exfoliar el contorno de los ojos, es una zona que no necesita exfoliación, además de ser muy sensible y frágil.

    Una vez hayas exfoliado con los dedos, puedes profundizar la limpieza realizando la exfoliación con un cepillo especial para este proceso. El cepillo permite limpiar mejor, además de estimular más la regeneración celular.
    Si notas que la crema exfoliante a medida que la estás utilizando, se seca, puedes humedecer con agua tibia para seguir el procedimiento.

  • Quitar el exfoliante, secado y nutrición: Cuando hayas finalizado el proceso, enjuaga con abundante agua fría. El agua fría ayudará a que los poros se cierren con más facilidad. Sécate el rostro con una toalla limpia y seca, sin frotarlo. Si tienes la posibilidad, utiliza toallas descartables para no contaminar con gérmenes en futuros usos. Una vez con el rostro seco, aplica la loción tónica, para terminar de cerrar los poros, y luego, la crema humectante o nutritiva.

Gracias por leer Cómo utilizar las cremas exfoliantes, si te gustó este artículo, suscribete a cualquiera de nuestras redes sociales y recibe publicaciones destacadas todos los días. Solo tienes que hacer click aquí.

Esta nota te fue útil?
28 valoraciones.
El 89% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social