Limpieza del hogar con bicarbonato de sodio

Bicarbonato de sodio: usos para el ahorro hogareño

El bicarbonato de sodio es uno de los elementos naturales que resulta sumamente beneficial para una limpieza del hogar efectiva y económica. Este simple elemento culinario posee múltiples usos, como veremos en esta nota.

Ahorro en la limpieza

El bicarbonato de sodio es un eficaz efervescente y agente limpiador. Cuando lo combinamos con un medio ácido, como vinagre blanco o zumo de limón exprimido, provoca burbujas efervescentes que son capaces de higienizar las superficies porosas más difíciles. Las tablas de picar, las maderas, las cerámicas, porcelanas y muchas superficies con porosidad pueden ser espolvoreadas con bicarbonato, y luego raspadas suavemente con un cepillo pequeño humedecido con el líquido ácido, para retirar suciedades profundas con gran facilidad.

Los depósitos de sarro y óxido de los metales y elementos de cocción también pueden ser higienizados con bicarbonato de sodio. Y es que se trata de un elemento con un poder abrasivo, similar al del polvo de limpieza. Bastará con espolvorear las superficies (ollas, sartenes, placas y demás) y frotarlas con un cepillo seco. Luego aclaramos con agua tibia, y lavamos regularmente. Con esta misma técnica podemos eliminar manchas de café, té y yerba mate de diversas superficies.

La limpieza de paredes, puertas, techos y pisos con manchas de uso cotidiano también puede ser realizada con bicarbonato de sodio. Bastará con humedecer un trapo o esponja con bicarbonato y agua tibia, y repasar sobre las manchas o sobre toda la superficie. Dejaremos actuar algunos minutos, y luego aclararemos con agua tibia y clara. Ello acabará con manchas incluso grasas, por aceites, ceras, parafinas y demás.

Bicarbonato de sodio para eliminar olores

El bicarbonato de sido es un potente eliminador de malos olores. Podemos colocar un recipiente pequeño con bicarbonato de sodio en la heladera, en alacenas, o en sitios cerrados y húmedos, como el ático o el sótano, e incluso en la sala cuando nos reunimos con amigos fumadores, y hasta cerca del cesto de basura.

También podemos eliminar el mal olor de las prendas guardadas o de uso, como cortinas, mantas y demás, lavándolas con un agregado de bicarbonato de sodio en el jabón de lavado. Esto también ayudará al lavado, oxigenando la colada.

Podemos espolvorear alfombras y moquetas con bicarbonato de sodio y dejarlo actuar toda la noche, para pasar la aspiradora al día siguiente y eliminar los malos olores y la suciedad. Este consejo también puede ser aplicado sobre tapizados, mantas, cubrecamas y demás.

Cuando el horno o el horno de microondas tienen olores a cientos de alimentos preparados, luego del uso bastará con colocar una taza o un recipiente con agua y unas cucharadas de bicarbonato de sodio. Al hervir el agua, el vapor eliminará olores y aflojará las superficies depositadas con restos sólidos de alimentos o de vapores de cocción.

Ahuyenta plagas y alimañas

Finalmente, podemos dar un uso sanitizante en el hogar con la ayuda del bicarbonato de sodio. Por ejemplo, las cucarachas y otras alimañas similares pueden ser ahuyentadas con una mezcla de bicarbonato de sodio y azúcar, colocándola en los sitios donde solamos encontrarnos con estos indeseados visitantes.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Usos y aplicaciones del bicarbonato de sodio en la limpieza del hogar, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social