Usos poco conocidos de la fécula de maíz

Cómo usar la fécula de maíz en el hogar

La fécula de maíz nos permite espesar salsas, masas y todo tipo de platillos, y es también ampliamente utilizada por las nuevas madres para evitar y aliviar paspaduras de pañal en sus bebés. Pero hay muchos otros usos que puedes darle a este ingrediente.

Quitar manchas con fécula de maíz

Si tu alfombra o tus tapizados han recibido manchas líquidas, grasosas, aceitosas o de alimentos, prueba con espolvorear con una buena cantidad de fécula de maíz sobre la zona afectada. Deja actuar por unas 5 a 6 horas, y luego frota con un cepillo pequeño. Aspira para retirar el residuo, y verás que habrá desaparecido la mancha.
Para un efecto mucho más profundo, haz una pasta de leche y fécula de maíz, y aplica directamente sobre la suciedad, siguiendo el mismo procedimiento.

Otra función útil es la de renovar y desodorizar las alfombras y tapizados. Para ello, solo basta espolvorear fécula de maíz en toda la superficie, dejando actuar de 30 a 60 minutos, y luego aspira. Los géneros quedarán con un aroma fresco y delicioso.

En los pisos y en los muebles encerados, retira los restos de aplicación espolvoreando la zona con fécula de maíz. Pule con un paño suave y seco, y luego limpia para dar brillo y dejar la superficie completamente limpia.

Quitar manchas y marcas en las telas

Si tienes manchas de quemadura en la ropa, elimínala humedeciendo la zona afectada espolvoreando por encima con fécula de maíz. Deja allí hasta que el polvo seque, y luego retira con un cepillo de cerdas firmes o medias.

Si en tu ropa hay manchas de sangre, haz una preparación de fécula de maíz con unas gotas de agua, hasta formar una pasta para aplicar directamente sobre la mancha. Deja actuar un minuto, y luego comienza a frotar suavemente y en movimientos circulares, en todas las direcciones, dejando allí hasta que seque. Por último, retira con un cepillo de ropas.

Fécula de maíz para desodorizar a tus mascotas

Para higienizar el pelo de tus mascotas, espolvorea sus cuerpos con fécula de maíz y frota con un cepillo. Luego, aspira sus cabellos o pásales un cepillo de cerdas tupidas, para retirar el polvillo resultante, y nota los beneficios de este shampoo en seco. Puedes aplicar el mismo truco sobre los animales de felpa y los peluches, para renovarlos sin lavar con agua.

Plastilina hecha con fécula de maíz

Con fécula de maíz puedes hacer plastilina (masa divertida), mezclando 3 cucharadas de fécula por cada 4 cucharadas de agua fría. Cuando la mezcla tome una consistencia pastosa, agrega colorante vegetal de uso gastronómico o colorante para jabones en polvo, y deja orear un poco antes de usar.

También puedes hacer una pintura gentil con las manos, mezclando un cuarto de taza de fécula de maíz y dos tazas de agua fría. Cocina a fuego lento hasta disolver y espesar. Retira del calor y agrega unas gotas de colorante vegetal, para luego colocar en pequeños moldes y hacer crayones de fécula para que los niños usen en el cemento, en papel o en diversas superficies, pues puedes retirarlo luego con agua y cepillo de frotar.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Usos poco conocidos de la fécula de maíz, te sugerimos que visites nuestra sección Otros.

Esta nota te fue útil?
10 valoraciones.
El 90% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social