Cómo usar uñas de gel

Todo sobre las uñas de gel

Nuestras manos dicen mucho sobre quiénes somos, cómo vivimos, y sobre nosotros. Son nuestra carta de presentación en un saludo, y parte importante de nuestra belleza estética. Por eso, hemos de cuidar y mimar mucho a nuestras manos, incluyendo las uñas, y para este caso, contamos con algunos trucos que pueden ayudarnos. En esta nota aprenderemos todo lo que debes saber sobre las uñas de gel, un complemento ideal para nuestra belleza.

¿Qué son las uñas de gel?

Contrariamente a lo que pueda interpretarse en su nombre, las uñas de gel no son precisamente de gel. Se trata de accesorios postizos de un plástico acrílico que se adhiere a nuestras uñas, ya sea para prolongarlas, facilitar su mantenimiento y cuidado, o bien para ocultar hongos, condiciones especiales, o uñas quebradas y mordidas.

La ventaja de las uñas de gel es que pueden ser modeladas y decoradas a gusto, sin que resulten en un aspecto artificial ni exagerado. De hecho, las uñas de gel suelen ser percibidas como uñas naturales (es decir: se busca lograr este aspecto), a diferencia de los prostéticos acrílicos cuyo resultado es más exagerado, plástico y casi dramático.

Cómo aplicar uñas de gel

El proceso de aplicación de una uña de gel es bastante similar al de una uña postiza: una vez preparada la uña natural (limpia y limada), se aplica un pegamento con el que se adhiere la prótesis de gel. Luego, se recorta al gusto del usuario, y se aplica dos capas de un gel especial fijado con luz ultravioleta, para dar más firmeza y dureza a la uña. El resultado es un conjunto de uñas de aspecto natural, sin dolores ni roturas con el uso normal de las manos.

Las uñas de gel permanecerán intactas mientras se las mantenga, pudiendo ser pintadas y maquilladas a gusto, tal y como una uña natural. Pasados seis meses, se recomienda retirarlas con las técnicas adecuadas para preservar en buen estado la uña natural, y luego aplicar un nuevo conjunto de uñas de gel si así se desea.

Cuidado y mantenimiento de las uñas de gel

La parte crecida de la uña (es decir, el sector cercano al nacimiento de la uña natural) puede ser rellenado con gel para evitar diferencias en la apariencia final de cada uña. Este proceso puede hacerse cada 3 a 4 semanas, para tener las uñas siempre perfectas, al igual que se recomienda una revisión para rellenar con gel cualquier sector dañado por diversos motivos.

Luego, las uñas de gel pueden ser limadas y pulidas en estas revisiones, para mantenerlas siempre brillantes, limpias y en perfecto estado. Tus manos se verán como recién salidas de una sesión de manicura, a todo momento, aunque hayas recién finalizado con las tareas de limpieza del hogar. ¡Una solución casi mágica para las manos inquietas!.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo usar uñas de gel, te sugerimos que visites nuestra sección Maquillaje.

Esta nota te fue útil?
14 valoraciones.
El 71% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social