Cómo Usar Limpiadores Ecológicos

Limpiadores Ecológicos para el Hogar

Para que tu hogar esté limpio, sea saludable y se vea de lujo, no es necesario llenar tu aire de químicos y elementos agresivos;  puedes usar limpiadores ecológicos aprovechando ingredientes que seguramente ya tienes en alguna alacena. 

Para dejar reluciente cada espacio del hogar, asegúrate de tener los siguientes elementos naturales:

  • Vinagre blanco o de alcohol: Elimina virus, bacterias, gérmenes, moho y hongos, y también los depósitos minerales y el sarro por las aguas duras. También disuelve las grasas, deja brillo y elimina malos olores.
  • Bicarbonato de sodio: Es desinfectante, un suave abrasivo natural, quita feos aromas, mata gérmenes y otros microorganismos, y es gentil con tu piel.
  • Naranjas y limones: Además de perfumar, las cáscaras de naranja ayudan a desengrasar y sanear diversas superficies más delicadas, mientras que el limón es también un potente desinfectante natural.
  • Sal: Desinfecta y tiene un efecto abrasivo suave, también elimina gérmenes y bacterias.
  • Aceite de oliva: Es gentil con las superficies naturales, hidrata las maderas, no raya y deja un brillo inigualable.
Consejos para usar limpiadores caseros y ecológicos. Limpiadore ecológicos para todo el hogar. Usar limpiadores naturales para desinfectar

© Depositphotos.com/Ivantagan

Imagen 1. El bicarbonato de sodio es un limpiador ecológico fenomenal, que reaviva los colores eliminando bacterias y hongos

Cómo usar limpiadores ecológicos en el baño

El sanitario es uno de los sitios del hogar en el que necesitamos hacer una limpieza profunda que desinfecte. Para escapar a los productos químicos agresivos, prueba con estas soluciones naturales:

  • Para la taza (váter, inodoro, poceta): Vierte por los bordes internos vinagre blanco o de alcohol, frota con el cepillo, y deja actuar unos minutos. También puedes añadir vinagre a la mochila o tanque de agua, para limpiar los ductos. Si hay depósitos de sarro por aguas duras, vierte dos tazas antes de ir a dormir, y deja actuar toda la noche.
  • Para la tina, la caja de ducha, los pisos y los cerámicos: Mezcla en partes iguales agua y vinagre de alcohol, y frota las superficies usando este limpiador ecológico.
  • Para los grifos, la flor de la ducha y otros afines: Donde sea posible, llena 1/3 de una bolsita plástica con vinagre blanco y “cuélgala” sujetándola de las cañerías, para dejar toda la noche la flor de la ducha o las terminales de los grifos dentro del líquido.

Limpiadores naturales para la cocina

La cocina necesita estar siempre limpia y, fundamentalmente, desinfectada, en especial si en casa hay niños. Para lograrlo, estas ideas te serán de gran utilidad:

Para los quemadores de la cocina, el horno y otras superficies engrasadas: Espolvoréalos con bicarbonato de sodio, y frota con un cepillo apenas húmedo, o repasa con una esponja húmeda. Después, enjuaga con una esponja en agua.

Para la encimera (mesada) o la cocina en general: Pon cáscaras de naranja (o de limón) en una botella con vinagre blanco o de alcohol. Deja en remojo por una semana a 10 días, después filtra, y usa este limpiador ecológico para desinfectar estas superficies, también el microondas, los electrodomésticos, los utensilios, superficies de madera, tablas de picar expuestos y más.

Vajilla y cubertería: Para limpiar y lograr buen brillo en tus utensilios de latón y de cobre, haz una pasta con bicarbonato de sodio y unas gotas de vinagre blanco. Frota los objetos con esta pasta, deja actuar unos minutos, y enjuaga con agua templada. Seca muy bien después. Esta pasta es también útil para limpiar las piedras naturales o el mármol.

Platería: Para dejar la vajilla de plata reluciente, también puedes usar limpiadores ecológicos. Pon un poco de papel aluminio en la bacha (el lavabo) o en un contenedor amplio. Llena con agua y agrega unas cucharadas de sal fina, y después los objetos de plata. Se provocará una reacción química que quitará el óxido de la platería, y lo depositará en el papel aluminio.

Los desagües y coladeras: Para eliminar el mal olor y las obstrucciones poco sanitarias, vierte bicarbonato de sodio, deja actuar unos 10 minutos, y enjuaga con agua bien caliente. Si hubiera obstrucciones, aclara con vinagre banco. Para quitar el mal olor del triturador de residuos integrado, pon allí dentro unas cáscaras de piel de limón, activa el triturador, y enjuaga con vinagre blanco.

Usar limpiadores ecológicos en todo el hogar

En otras superficies y elementos de tu casa, prueba con estas recetas:

Para pulir maderas, mezcla media taza de aceite de oliva y jugo de limón, batiendo para emulsionarlos. Frota las superficies con un paño suave y que no raye, y dejarás las maderas de barandales, mesadas, bandejas, pisos y otros bien pulidos, hidratados y brillantes.

Para limpiar tapizados, alfombras, moquetas, cortinas y similares, espolvoréalos con bicarbonato de sodio, deja actuar por 30 a 60 minutos, y después barre o aspira. Si quieres reforzar sus colores, sumerge los géneros en un contenedor grande con agua caliente y media a una taza de bicarbonato de sodio. Deja actuar hasta que el agua se enfríe, y luego enjuaga con agua limpia.

Para dejar los vidrios y espejos impecables, sólo repásalos con una esponja o paño embebido en una mezcla de una parte de agua y dos partes de vinagre blanco. Repasa con papel periódico arrugado en bolitas, y los dejarás limpios, protegidos y sin rayones.

Si quieres reforzar el lavado de lanas, prendas manchadas y otros tejidos, agrega una taza el vinagre blanco de alcohol en el ciclo de suavizante y enjuague. Quedarán limpios, con colores brillantes, más blancos y más suaves.

Con estas soluciones frugales cuidarás la economía y protegerás tu hogar y tu familia, eliminando los productos peligrosos para los niños, las mascotas, las plantas y las pieles sensibles. Al usar estos limpiadores caseros ecológicos, todo quedará reluciente y desinfectado.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Usar Limpiadores Ecológicos, te sugerimos que visites nuestra sección Orden y Limpieza.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social