Cómo usar la Resina Polimérica

¿Qué es la resina polimérica?

La resina polimérica es un material ideal para trabajar en el taller. Se trata de un compuesto formado por dos ingredientes, resina y catalizador, que se venden en conjunto. Aquí conoceremos algunos detalles que nos permitirán tomarle el mayor provecho posible a este material, aunque nunca antes hayas trabajado con él.

Lo primero es conocer de qué estamos hablando. La resina polimérica es un líquido pre-acelerado que, al ser mezclado con un líquido llamado "catalizador", sufre una reacción química que activa un proceso llamado "polimerización". Esto significa, en simples palabras, que se convierte en un polímero, como si se tratase de un plástico, con una textura lisa y pareja y una claridad sólo comparables a los de un vidrio.

La resina, al activarse, produce una reacción exotérmica, es decir, que emite calor. Por ello, los moldes que utilicemos, así como los materiales y las inclusiones que queramos colocar dentro de la resina, no han de ser demasiado sensibles al calor, como las crayolas (crayones), las velas, o cualquier tipo de cera, así como otros elementos.

Cómo preparar la resina polimérica

Para medir la cantidad de resina a utilizar, prepara el molde y complétalo con agua. Luego, vierte esta agua en una jarra medidora, y así sabrás cuánta resina has de preparar, sin desperdicios. Seca bien el molde antes de continuar.

Para asegurar una polimerización perfecta, sigue estas recomendaciones:

- Hasta ½ Kg de resina: en una temperatura de trabajo de menos de 20°C, utiliza 2% de catalizador; si en el taller de trabajo hace más de 20°C, utiliza 1,5% de catalizador (siempre respecto de la cantidad de resina a utilizar, claro).

- De ½ hasta 1 ½ Kg de resina: utiliza 0,3% de catalizador.

- Más de 1 ½ kg de resina: utiliza 0,1% de catalizador.

Colores y acabados

La resina puede ser coloreada con colorantes especiales, aunque también es muy versátil y permite su coloración con lacas vitrales y con colorantes vegetales gastronómicos. También admite la incorporación de ingredientes que le dan acabados especiales. Por ejemplo, si al mezclar la resina pre-acelerada con el catalizador introduces piedra pómez en polvo, obtendrás una pieza en efecto esmerilado. Si, en cambio, a la mezcla agregas cuarzo en polvo, obtendrás un efecto de alabastro. Si agregas a la mezcla polvo de nácar, obtendrás lo que pudiera compararse con una plancha de perla pura.

El acabado de la resina polimérica es especial, pues se asemeja al de un vidrio. Sin embargo, pequeños defectos en los moldes o un secado irregular podrían dejar marcas indeseadas en la superficie. Pues a no preocuparse: la resina, además, puede ser pulida sencillamente, sin sufrir manchas u opacidades como lo haría el vidrio.

Para el pulido de la resina, podemos utilizar una simple lija al agua (mojada, claro) y pasta pulidora común, que hallaremos en el mercado. También los productos para limpiar y pulir metales son ideales para la resina polimérica, y sólo deberás aplicarlos con un trapo que no deje pelusas.

Manejo de las superficies de trabajo

La limpieza de las superficies de trabajo debe hacerse casi inmediatamente, y puedes utilizar acetona o solvente para hacerlo. Siempre utiliza guantes y protección al trabajar con resina, con el catalizador, o con los solventes de limpieza. Luego, para facilitar el desmoldado y también para proteger alguna superficie, podrás utilizar simplemente vaselina líquida o en crema.

Para practicar perforaciones en las formas creadas con resina, puedes colocar un palo o algún tubo con desmoldante, previo a su secado, o también perforarla con taladro y mechas (brocas) comunes.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo usar la Resina Polimérica, te sugerimos que visites nuestra sección Manualidades.

Esta nota te fue útil?
94 valoraciones.
El 95% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social