Cómo Usar la Gemoterapia para Tratar Enfermedades

¿Qué es la Gemoterapia?

Se trata de una terapia alternativa que utiliza piedras, gemas, cuarzos o cristales para sanar el cuerpo, equilibrar la mente y promover el bienestar en general. Usar la gemoterapia para tratar enfermedades es una técnica milenaria que proviene de la India.

Desde tiempos remotos, las piedras y las gemas han sido fascinantes para los seres humanos, pues antiguamente se las obsequiaban a los reyes y dioses. Es que los cristales curativos para tratar dolencias son sumamente atrayentes, y muy pocas las personas inmunes al sentimiento que estas hermosas piedras proporcionan.

¿Cómo se usa la gemoterapia?

Para aprovechar la gemoterapia, tan solo hay que usar las piedras, gemas o cristales como talismán, o colocar en habitaciones, oficinas, el auto, etc. También se pueden guardar en una bolsa de seda para llevar en el bolsillo, o en accesorios como collares, aretes y brazaletes.

La terapia con cristales curativos puede ser complementada con otras terapias alternativas como el Reiki, la aromaterapia o la meditación con ángeles.

Piedras más usadas en gemoterapia para tratar enfermedades. Cómo curar enfermedades usando la gemoterapia. Gemoterapia, usos y beneficios

© Depositphotos.com/diego_cervo

Imagen 1. Los cristales curativos presentan diversos colores y cada uno ayuda a tratar diversas dolencias.

¿Qué piedras usar para tratar enfermedades con gemoterapia?

Veamos algunas de las piedras más comunes para curar enfermedades con gemoterapia

Ágata: Este cuarzo cuenta con diferentes colores y cada uno de ellos tiene sus propiedades. Por ejemplo, el amarillo ayuda a relajar el sistema nervioso, mientras que el azul proporciona paz y perseverancia. Por otro lado, el ágata cornalina se relaciona con la sexualidad; el marrón con la energía positiva; el lila para curar la picadura de insectos; el color fuego para los dolores de columna, y el verde para los problemas de vesícula e hígado.

Amazonita: Ayuda a relajar la espalda, aliviar migraña y relajar el cuerpo. Es de color verde con líneas blancas, y en la antigüedad, era usada para protegerse de las picaduras de insecto.

Amatista: La amatista es un cuarzo de color violeta que ayuda a tratar las afecciones de la piel, los dolores de cabeza, los espasmos, el estrés, las enfermedades genitales, y a dejar las adicciones.

Ámbar: El ámbar es un mineral de color amarillo-dorado que alivia los dolores de cabeza y las tensiones. También ayuda a tratar el asma, la bronquitis, la fiebre, las amígdalas, la sordera, el catarro, las caries y los problemas gastrointestinales.

Cuarzo: Esta piedra ayuda en las recuperaciones y fortalece el sistema inmune. Se encuentra ligado a la energía y se aconseja llevar un cuarzo blanco, azul, transparente, verde o rosa colgando en el cuello.

Citrino: El citrino es muy usado en gemoterapia para tratar enfermedades de la piel, del intestino, del páncreas y del sistema nervioso. También se encuentra indicada en personas con diabetes. Su color es amarillo, dorado o amarronado, y pertenece a la familia de los cuarzos.

Coralina: Puede ser naranja, rosa, marrón o roja, y se usa para tratar la anemia, la hipertensión y las afecciones de los oídos u ojos. Asimismo, promueve el bienestar, incrementa la energía sexual y reduce los dolores menstruales.

Esmeralda: Su color característico es el verde y suele ser utilizado para ahuyentar las energías negativas, tratar los problemas de circulación y dolores de garganta.

Hematite: Su color es grisáceo-plateado y sirve para tratar cánceres, mejorar la circulación sanguínea, reducir los dolores de cabeza, liberar tensiones y descongestionar.

Jade: Su color es verde, aunque también existen negro, blanco, amarillo, violeta, gris y rosa. Es un poderoso mineral de la gemoterapia para curar enfermedades, ya que los aztecas lo usaban para curar el herpes, la infertilidad, los cólicos, la neuralgia, la influenza, la gastritis, la ictericia y enfermedades de los ojos.

Jaspe: Es una piedra de color rojo amarronado y sirve para tratar infecciones, dolores en la columna vertebral, dolores menstruales, náuseas y afecciones hepáticas.

Pirita: Es un mineral de color amarillo, muy empleado en la homeopatía. Este sirve para curar los problemas digestivos, regular los trastornos circulatorios, oxigenar la sangre y mejorar los problemas relacionados con las vías respiratorias.

Rodocrosita: Mineral de color rosa que ayuda a prevenir el estrés, liberar tensiones, cicatrizar heridas, tratar infecciones en las uñas, purificar la sangre, tratar problemas psicológicos y enfermedades degenerativas, como el mal de Alzheimer, mal de Parkinson y el cáncer.

Turmalina: La turmalina se usa en gemoterapia para curar enfermedades y promover el equilibro emocional, tratar la depresión, aliviar los dolores en casos de cánceres terminales, curar cálculos renales y relajar el sistema nervioso. Tiene un color similar al Hematite, aunque también existen otros colores como el azul, el verde y el rosa.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Usar la Gemoterapia para Tratar Enfermedades, te sugerimos que visites nuestra sección Medicinas alternativas.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social