Limpieza ecológica del hogar

Todos los días limpiamos nuestro hogar, lavamos vajilla y ropa, nos duchamos… y para todas esas actividades usamos productos químicos, muchos de los cuales son altamente contaminantes para el medio ambiente, la mayoría no son biodegradables y tienen efectos nocivos, en muchos casos, para nuestro organismo. En general, desconocemos los efectos altamente tóxicos de la mezcla de algunos productos, como detergente y lejía (lavandina), por ejemplo.

Todos estos efectos nocivos se pueden evitar, mucho más fácilmente de lo que creemos. Hay una gran cantidad de recursos y productos naturales que pueden ayudarnos en la limpieza de la casa, sin ningún efecto en el ambiente y/o nuestro organismo.

Productos naturales para la limpieza

En primer lugar, trataremos de usar paños de algodón que no dejen pelusa, en lugar de papel de cocina, para limpiar vidrios o secar.

En cuanto a los limpiadores, el bicarbonato de sodio y el limón pueden ser tan eficaces como los que compramos en el supermercado. Los sanitarios, y la pileta y la mesada de la cocina quedan perfectos si los frotamos con bicarbonato en lugar de cremas limpiadoras no abrasivas. Si enjuagamos con jugo de limón, quedarán aún más blancos.

El vinagre es un poderos anticorrosivo. Mezclado con jugo de limón sirve para destapar cañerías obstruidas y limpiar suciedades acumuladas o sarro en los sanitarios. El vinagre mezclado con agua, pasado con un trapo de algodón, deja los vidrios limpios y brillantes.

Una mezcla de jugo de limón y sal sirve para pulir los objetos de cobre; y si mezclamos el jugo de limón con bicarbonato, podemos limpiar los objetos de plata. ¡Ah!, también el zumo de este cítrico mezclado con azúcar te deja las manos súper suaves, después de la limpieza.

Los pisos cerámicos quedan impecables si los lavamos con una mezcla de vinagre y jabón líquido neutro, y luego enjuagamos con agua. Para desinfectarlos, nada mejor que bicarbonato disuelto en agua.

Para limpiar utensilios de cocina engrasados, podemos frotar con sal gruesa. La sal gruesa es, además, un excelente limpiador para suciedades adheridas. Si tienes un envase que está sucio por dentro y no puedes limpiar, pon una buena cantidad de sal gruesa, apenas de agua, y sacúdelo. La sal eliminará toda la suciedad. Y hasta puedes usar este sistema para limpiar a fondo los biberones.

Por último: si quieres dar brillo a muebles de madera, mezcla jugo de limón con aceite oliva. Es tan bueno como cualquier lustrador comprado.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo usar elementos naturales para limpiar las superficies del hogar, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social