Una idea para diseñar nuestra propia cochera sin gastar mucho dinero

Nada mejor que dejar nuestro auto resguardado y en casa. Si cuentas con el espacio, ponte manos a la obra y diseña tu propia cochera con poco dinero.

Cómo hacer una cochera con poco presupuesto

Una cochera de bajo presupuesto

Quienes tienen espacio de garaje o cochera en casa están tranquilos de que su vehículo descansa en un sitio seguro. Pero quienes no la tienen, deben optar por la contratación mensual de cocheras comerciales. Allí los autos permanecerán seguros, o eso esperamos, ya que no estamos allí para corroborarlo. Esto, también exige que al regresar a casa del trabajo debamos dejar el auto y caminar unas cuantas cuadras hasta nuestro hogar. Pero hay una solución a todo ello.

Si disponemos del espacio suficiente, podemos crear nuestra propia cochera. Dependiendo del presupuesto disponible, haremos una más bien económica o una completa, con todo y zona de guarda.

Cómo hacer la cochera con pocos materiales

Para resguardar el coche del rocío, la helada, las nevadas y granizos, o incluso de la luz solar, podemos erguir cuatro palos verticales en las esquinas. Esta zona será al menos medio metro mayor que el tamaño total del auto. Tan sólo haremos las perforaciones y enterraremos las vigas o columnas, y colocaremos un toldo de protección ayudándonos con alambres fuertes. Puede ser un toldo plástico, una tela de media sombra, chapas metálicas, e incluso tablonados de madera. Si se trata de las primeras opciones, recuerda no tensarlas demasiado, para que absorban los golpes de granizos y fuertes lluvias sin rajarse. Si eliges la cuarta posibilidad, asegúrate de que la madera haya sido tratada para permanecer a la intemperie, libre de riesgos de sol y humedad.

También recuerda que puedes echar mano de lo que sea que tengas a disposición, ya sea como medida provisoria o final. Puedes realizar este toldo con telas de diversos grosores, o bien con alambres entrelazados por los que se acomoden plantas trepadoras coloridas y atractivas, que logren mermar las inclemencias del clima.

"Si usas un toldo, ecuerda no tensarlo demasiado, para que absorba los golpes de granizos y fuertes lluvias sin rajarse."

Luego, procura el sistema de cierre de tu preferencia, y según tus necesidades. Puedes hacerlo con las mismas plantas, con tablas de madera, con placas metálicas, con rejas de todo tipo, o con muros de durlock, ladrillo o cemento. Todo dependerá de tus necesidades y del presupuesto establecido. En lo posible, procura un cierre que no pueda ser violado con facilidad, para evitar robos.

"Puedes echar mano de lo que sea que tengas a disposición, ya sea como medida provisoria o final."