Ideas para ahorrar en las tareas hogareñas

Cambios en algunos hábitos hogareños para ahorrar

Ya sea en los recursos como la electricidad, el gas o el agua, y también en productos e ingredientes, hay pequeños cambios sencillos que podemos aplicar a todas nuestras actividades hogareñas para ahorrar.

Uso de los artefactos y electrodomésticos

Con un cepillo de cerdas sintéticas intermedias o suaves, limpia periódicamente la rejilla posterior de la nevera, del lavarropas y de la máquina lavavajillas. Esto permitirá una mayor ventilación y una mayor durabilidad de los artefactos.

Luego de su uso y de dejar enfriar, limpia la zona de los motores de todos los electrodomésticos de la cocina. Si te hiciera falta limpiar con aire a presión, procura que sea aire frío o a temperatura de ambiente. Un buen secreto es utilizar un simple inflador de globos, colocando la boquilla junto a las rendijas de ventilación.

Otra buena idea es conectar todos los artefactos del mismo sitio en una misma toma múltiple (conector, zapatilla), de modo de interrumpir la alimentación eléctrica (por ejemplo, por la noche) sin necesidad de apagarlos uno por uno.

Manejo de las temperaturas en el hogar

En el lavado de la ropa, programa tu lavarropas en 40°C. Esta temperatura es suficiente para tratar las manchas simples y, además, evita un consumo excesivo de gas o electricidad para calentar el agua. Procura llenar la capacidad de carga, sin dejar peso vacío y sin llenar de más el contenedor interior.

La máquina lavavajillas, si es utilizada sólo con productos específicos para este artefacto, no requiere de prelavados ni enjuagues dentro o fuera de la lavadora. Esto te permitirá ahorrar mucha agua y, además, mantendrá los conductos del artefacto más limpios, evitando obstrucciones.

Si tienes invitados, baja la temperatura de tu sistema de calefacción algunos grados antes de su arribo. Cuando las salas y habitaciones se llenan de gente se produce una suerte de “calor humano”, que convierte en innecesaria la calefacción extra. Recuerda calefaccionar solamente las habitaciones en uso, manteniendo cerradas las puertas de las salas vacías, del ático, del sótano, o del cuarto de lavado.

Uso de la computadora

Programa tu monitor para que, en lugar de entrar en la modalidad de protector de pantalla, se apague tras unos 3 o 4 minutos sin uso. Mientras veas videos la máquina permanecerá activa, mientras que el monitor (el artefacto de mayor consumo) se apagará cuando escuches música, cuando te alejes y no la estés usando. Si sales de casa o te vas a ausentar por más de 15 minutos, suspende o apaga el ordenador en lugar de dejarlo encendido. Te sorprenderás de cuánta electricidad puedes ahorrar con este simple paso.

Cocción más eficiente

En lugar de cocinar en múltiples hornallas o quemadores, aprovecha el horno: puedes encenderlo al mínimo y cocinar varias preparaciones a la vez. Además, el calor residual e interno te permite mayor temperatura con menor consumo de gas que si cocinaras sobre los quemadores.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Un modo más eficiente de realizar las tareas hogareñas, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social