Un método para iniciarse en el vegetarianismo

El vegetarianismo, una filosofía de vida

El vegetarianismo es una filosofía de vida, más que un modo de alimentarnos. Se basa en el respeto por las demás formas de vida, en ausencia del beneficio personal a expensas del sufrimiento de un animal. Es una filosofía o creencia muy personal, claro, pero también muy sabia en lo que respecta a nuestro organismo: una alimentación vegetariana es mucho más saludable, y nos mantiene activos y bien nutridos de una manera deliciosa.

¿Por qué es más saludable ser vegetariano?

Las carnes y las grasas animales se acumulan en nuestro organismo, aportándonos colesterol, triglicéridos, alterando nuestra figura y propiciando el deterioro de nuestras articulaciones. Esta claro que también son una buena fuente de proteínas, indispensables para nuestra nutrición. Pero afortunadamente, podemos reemplazar estas proteínas de origen animal por otras de origen vegetal, por ejemplo mediante la ingesta de legumbres y granos. Por otro lado, podemos hacer algún toque personal a una dieta vegetariana, como veremos en esta nota.

Vegetarianismo de semana

Seamos sinceros: quienes solemos comer carne la convertimos en una deidad de nuestro menú. No imaginamos el mundo sin hot dogs, hamburguesas, jamones y embutidos. Pero no todo está perdido: hay una manera de llevar un menú vegetariano, muy beneficioso para tu cuerpo, sin dejar de lado las sabrosas carnes.

¿Has notado cómo deseamos más aquello que es difícil de obtener? Y, cuando finalmente lo obtenemos, lo disfrutamos mucho más. Pues en eso se basa esta propuesta que va ganando terreno y adeptos en todo el mundo. Se trata del "vegetarianismo de semana", y es una propuesta adecuada, saludable, y fácil de llevar.

Ser vegetariano de lunes a viernes

La metodología es simple: no comer productos cárnicos entre la semana, de lunes a viernes. Luego, llegado el fin de semana, puedes optar por un delicioso filete, un asado o barbacoa, o pastas rellenas con carnes rojas o blancas, sin culpas. Eso sí: las eliges sólo si así lo prefieres, sin obligaciones, pues las carnes pasan a ser tu recompensa de fin de semana y no un menú obligado.

Desde que te despiertas el día lunes hasta que te vas a dormir el día viernes (o hasta la tarde de ese día) tu menú debe seguir una pauta sencilla: "nada que tenga rostro". Ni cortes de carne, ni rellenos de carne, ni pollo, ni res, ni cordero: nada de carnes, de ningún tipo, crudas, cocidas, embutidas o demás. Verás cómo tu cuerpo mejora, tus articulaciones se flexibilizan, y hasta comenzarás a perder esos kilos de más y a modelar una bella figura de una manera totalmente saludable.

Este menú "semi-vegetariano" será absolutamente beneficioso para tu organismo. Asegúrate de incluir aceites vegetales, legumbres y granos para suplir tu buena nutrición proteínica, y aprovecha las delicias de vegetales, frutas, semillas, pastas y todo lo que se te ocurra... menos carne.

Recuerda que esta es una dieta de elección, y no una obligación. Si un día de todo el mes te apetece comer un emparedado de jamón a mitad de semana, pues hazlo; si tienes una cena de negocios y el menú incluye carnes, cómela una vez al mes fuera del fin de semana. Pero no más de eso, pues recuerda que la carne es una recompensa como motivación en este nuevo menú de vegetales.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Un método para iniciarse en el vegetarianismo, te sugerimos que visites nuestra sección Nutrición y Alimentación.

Esta nota te fue útil?
3 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social