Un buen consejo para no gastar: vender antes de comprar

Si tienes algo que ya no usas, una buena manera de invertir es venderlo para comprar algo nuevo

Primero vender, luego comprar

Vender antes de comprar

Los cambios de estación son el momento perfecto para dar un impulso a nuestras finanzas hogareñas. Cuando la temperatura se hace calurosa o fría, solemos cambiar nuestra manera de vestir, siguiendo las tendencias de la temporada para estar a la moda. También renovamos la decoración del hogar, cambiando las telas y tapicerías, hasta los manteles y también las decoraciones generales, como floreros, cojines y mucho más. Esto podría suponer un gasto, pero si ponemos en práctica un sabio consejo, como el de “primero vender y luego comprar”, será en realidad una fuente de ahorro.

Limpieza de temporada

Cada seis meses hay cambios profundos en la temperatura: al inicio de los fríos de otoño y de invierno, y de los calores de primavera y verano. En estos momentos es cuando haremos el orden de temporada en casa, abriendo y quitando absolutamente todo el contenido de muebles y armarios. Clasifica tu ropa a partir de lo que guardarás para la temporada próxima, y retira todo lo que sepas que ya no vas a usar, sea ropa como también elementos.

Una vez separado todo lo que se va, arregla, limpia, lava y plancha absolutamente todo en sólo una tarde de trabajo. Si vas a venderlo en los portales gratuitos de Internet, ve tomándoles fotografías y anotando sus datos importantes. Luego, dale una guarda prolija en una caja o sitio donde queden a la mano, para tenerlos prestos para sus compradores al llegar, o para llevar a la tienda de segunda mano y usados de tu ciudad.

"Conforme estés vendiendo lo que ya no vas a usar, busca en Internet eso que quieres comprar. Averigua las promociones con medios de pago."

Vende antes de comprar

Conforme estés vendiendo lo que ya no vas a usar, busca en Internet eso que quieres comprar. Averigua las promociones con medios de pago, y busca las tiendas que te den más beneficios. Aguarda a los momentos óptimos para cada compra: si es tecnología del hogar la fecha cercana a la del Día del Padre es cuando hay mejores precios, si fuera ropa, será cerca de los cambios de temporada, si es tecnología de la cocina y del hogar, el Día de la Madre es cuando el mercado ofrece las mejores promociones.

Reúne todo el dinero de la venta de tus elementos y ponlo en actividad en la compra de eso que quieres, siempre con el menor precio y la mayor calidad. Si hubiera un resto de dinero, será más que bienvenido para tu fondo de ahorros, sea el de vacaciones o el de Navidad. Se trata de no hacer compras a ciegas, de apuro y por impulso, y además, de mantener el hogar libre de elementos sin uso. Optimizarás tus gastos y también el espacio de tu casa en un mismo paso, ¡y hasta puede que ganes algún dinero con ello!

"Si ponemos en práctica un sabio consejo, como el de “primero vender y luego comprar”, será en realidad una fuente de ahorro."