Simples pasos para ahorrar a diario

Tips para ahorrar a diario

Evitar gastos es sencillo si tienes motivación por alcanzar tu meta de ahorro. Algunos buenos modelos muy cotidianos son, por ejemplo, cancelar la suscripción al gimnasio, invirtiendo esa hora (o ese lapso temporal) en caminar, salir a correr, o practicar deportes en sitios públicos de acceso gratuito.

Otro buen ejemplo es evitar la compra de prendas de vestir de moda, reutilizando y remozando las que ya poseemos, y también el ahorro monetario puede estar en evitar la contratación de personal de servicio no especializado (por ejemplo: la limpieza, el planchado, las tareas de reparación doméstica básicas y demás), y hacer estas tareas tú mismo.

Pequeños trucos de ahorro

Como estos, hay muchos buenos trucos de ahorro en virtualmente todas las tareas del hogar. En la limpieza, elige productos naturales en lugar de comerciales, o cómpralos a granel en tiendas especializadas; usa las botellas plásticas de refrescos para almacenarlos adecuadamente. Usa la ropa vieja, percudida o dañada a modo de trapos y paños para la limpieza de cualquier superficie.

A la hora de hacer las compras, aprovecha las ventajas de internet. Revisa los catálogos y páginas web de las tiendas para conocer los descuentos del día. No te avergüences de usar cupones de descuento (de los que hay en cuponeras, revistas y publicaciones), pues resultan en grandes ahorros. No compres comida de más; si hay buenas ofertas, almacena sólo uno o dos paquetes extra de alimentos no perecederos. Mantenlos a la vista para no repetir compras.

Evita comprar elementos y alimentos listos para su uso o consumo. En lugar de ello, cocina tu propia comida y congela las sobras para ahorrar en los ingredientes y en los recursos de cocción. Elige kits de muebles y elementos ensamblables: ahorrarás mucho y podrás personalizarlo a tu gusto, en una actividad recreativa y amena.

En lugar de comprar libros y publicaciones especializadas, busca contenidos online. Podrás almacenarlos para su posterior consulta y no tendrás gastos extra. Además, encontrarás muchas más opciones y actualizaciones no disponibles en los contenidos impresos. Lee el material en pantalla, evitando imprimir.

En lugar de comprar películas y discos de música, escúchalos online. Hay muchos portales gratuitos que te ofrecen esta posibilidad, y también sistemas de suscripción económicos en los que podrás ver y escuchar todas las novedades.

Cuando compres ropa, revisa antes tu guardarropas para no comprar prendas con pocas combinaciones. Así, podrás usarlas más seguido. Si buscas comprar joyas, visita las tiendas de empeño y de usados antes que las joyerías, ahorrarás una pequeña fortuna aquí.

Como ves, hay pequeños trucos de ahorro que puedes poner en marcha sin sacrificios. Practícalos, adécualos a tus necesidades, y disfruta de un ahorro sumamente fomentado.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Trucos simples para ahorrar todos los días, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social