Trucos para Quitar Manchas en el Hogar

Trucos para Quitar Nanchas de Todo Tipo

Eliminar manchas es casi una obsesión en el hogar. Si nos dedicamos a secar y retirar las suciedades ni bien suceden, mucho mayores serán nuestras chances de restablecer la belleza de toda superficie. Pero cuando descubrimos una suciedad ya asentada, de quién sabe cuánto tiempo atrás, el pavor recorre nuestros pensamientos.

Por fortuna, aquí tenemos una verdadera artillería de trucos de limpieza que podrán ayudarte. Analiza cada mancha y aplica la mejor solución, para que tu hogar esté completamente libre de estos testimonios del pasado.

Quitar manchas en pisos, piedras y mármol

Estas superficies porosas son algo difíciles de limpiar, pero pueden recuperar su esplendor si sabes cómo actuar. Por ejemplo, si encuentras manchas de tinta, prueba con cubrirla con harina de trigo (si fuera fresca, para absorber el líquido), o bien aplica unas gotas de alcohol medicinal y espolvorea por encima con la harina. Espera unos minutos, retira con un paño seco, y luego aplica peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) directamente sobre la mancha. Si aún así permaneciera, raspa con polvo de piedra pómez y unas gotas de amoníaco mezclado con unas gotas de peróxido.

Las manchas en piedras naturales, así como en cerámicos y porcelanas, pueden tener miles de orígenes algo inciertos. Ya sean de sarro, óxidos o desconocidas, prueba con rasparlas con una pasta elaborada con bórax, jugo fresco de limón y agua oxigenada. Usa un viejo cepillo de dientes, y aplica en suaves movimientos circulares. Si notaras la suciedad muy adherida, primero vierte un poco de refresco de cola y deja actuar unos 15 a 20 minutos antes de hacer la limpieza.

Quitar manchas en yeso, cemento, hormigón y otros materiales

La entrada, las zonas sin finalizar o sin revoques y las más recientes son especialmente propensas a manchas. Si encuentras en estas superficies manchas de infusiones y bebidas (té, mate, café, vino, refresco, jugo) mezcla una parte de agua oxigenada en cuatro partes de agua, y aplica directamente sobre la suciedad. Deja actuar unos 5 a 10 minutos, y repite cuantas veces fuera necesario.

Las manchas de aceites pesados y grasas (como en la cochera y el taller) pueden ser retiradas con una mezcla realizada con talco común y alcohol. Aplica directamente, deja actuar, y luego raspa en redondo con un pequeño cepillo. Repite si fuera necesario.

Para quitar manchas de aceites vegetales, prueba con una mezcla de alcohol de quemar (alcohol metílico) y vinagre blanco de alcohol, dejando actuar y luego frotando con un paño o cepillo embebido en solvente. Otras manchas de origen desconocido pueden ser tratadas inicialmente espolvoreándolas por encima con bicarbonato de sodio en seco, dejando actuar y luego raspando con cepillos adecuados, para analizar la situación.

Las manchas blancas, como las calcáreas, restos de humedad o salitrosas, podrán ser retiradas con una solución de ácido muriático al 10%, disuelto en agua común. Aplica, deja actuar y enjuaga bien. Deja secar antes de repetir. En caso de notarlas en otras superficies, como sanitarios, porcelanas y otras, prueba limpiarlas simplemente con vinagre blanco de alcohol y un paño.

¿Has notado manchas de yodo (iodo)? Simplemente repásalas con un paño embebido en amoniaco (con cuidado) y enjuaga con agua o un paño húmedo. Deja secar antes de repetir, si fuera necesario.

Finalmente, si encuentras manchas de óxidos (verdosas y rojizas) y las de corrosión, pueden retirarlas, con mucho cuidado, con un fosfatizante anticorrosivo y posterior enjuague de agua.

Si deseas leer más artículos similares a Trucos para Quitar Manchas en el Hogar, te sugerimos que visites nuestra sección Orden y Limpieza.

Esta nota te fue útil?
4 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social