Trucos para Calentar y Enfriar con Macetas

Cómo Enfriar y Calentar con Macetas

Reaprovecha, reutiliza y mejora el clima de tus ambientes interior y exterior con estos geniales trucos para calentar y enfriar con macetas. Imprime estas propuestas para tenerlas siempre en mente cuando necesites fuentes de calefacción y refrigeración momentáneas,  ambientalistas y muy eficaces.

Cómo calentar con macetas

Por un apagón, por estar en un camping o por el motivo que fuera, contar con una fuente de calor con macetas puede ser justo lo que necesites. Incluso podrás ahorrar mucho con esta propuesta natural, fácil de implementar y que requiere de mínimas medidas de seguridad, a la vez que resulta por demás efectiva para calentar ambientes pequeños.

Métodos de emergencia para calentar y enfriar usando macetas. Ideas para crear una conservadora y calentador con macetas

© Depositphotos.com/darya_kamera

Imagen 1. ¿Un día frío? Calienta en el horno un tiesto de barro y tenlo cerca de tus pies para tener una fuente de calefacción económica

Necesitarás un molde metálico, de barro cocido o de terracota, o cualquier contenedor metálico, como un molde para pan u otro, el que tengas, que sea de al menos 5 centímetros de profundidad y más bien angosto (los de pan y budín son geniales para este proyecto). También utilizaremos dos macetas o tiestos de terracota o de barro cocido, de diferente tamaño. Procura que puedan colocarse posados en los bordes del molde.
Además, necesitarás 4 velas de noche, regulares, las que tengas (si sólo tienes de las largas, puedes partirlas en dos o tres partes para crear más.

Para hacer esta fuente de calor con macetas, coloca el molde en un sitio seguro, sin ramas o cortinas cerca y posado sobre una superficie resistente al calor. Pon dentro las velitas, bien apoyadas, y por encima (boca abajo) la maceta más pequeña, como colocando una tapa por sobre las velas. Con una piedrecilla, un trozo de cinta o lo que tengas a mano, cubre la perforación que suele haber en la base de la maceta.

Coloca ahora la otra más grande por encima, recubriendo la pequeña, y posando ambas en los bordes del molde, para que el calor del fuego de las velas caliente la terrina pequeña y el aire que tiene dentro, el cual se escapará hacia la maceta mayor que irradiará el ambiente con su calidez, en el primero de nuestros trucos para calentar y enfriar con macetas.

Cómo enfriar con macetas

La nobleza de las macetas de terracota o barro cocido también nos permitirá enfriar y mantener alimentos, como si fuera una conservadora portátil. Aprovecha esta idea cuando el frigorífico se haya dañado, haya cortes de la red eléctrica, o cuando estés de viaje o de acampada y quieras mantener tus comestibles en buen estado.

Para hacer este refrigerador con macetas también necesitas dos de diferentes tamaños, y arena (la que tengas a mano estará bien). Sólo coloca la más grande en el piso, lejos del sol y en el sito más fresco y ventilado que encuentres. Haz dentro un pequeño piso de arena y acomoda el tiesto más pequeño en su interior, procurando que ambos bordes superiores tengan la misma “altura” (o el interior apenas más alto) para hacer un refrigerador ecológico más útil.

Rellena el espacio entre ambas macetas con arena, presionando con una varilla y con las manos para que se acomode lo más compacta posible. Finalmente, moja la arena y el tiesto más grande con agua del río, del grifo o de botella. La arena debe estar bien mojada, aunque no encharcada. Coloca los comestibles, las bebidas o lo que desees refrigerar dentro de la maceta pequeña, y cubre tu frigorífico ecológico con un paño húmedo.

Cuando el agua se haya evaporado se habrá “robado” el calor de las cosas que hayas puesto dentro. Para continuar utilizando, sólo debes repetir el procedimiento, y podrás disfrutar de este truco para enfriar con macetas económico, práctico y genial.

Si deseas leer más artículos similares a Trucos para Calentar y Enfriar con Macetas, te sugerimos que visites nuestra sección Manualidades.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social