Trucos para Blanquear la Ropa Blanca

Consejos para blanquear la ropa

Tener "blancos más blancos" no es sólo una promesa que hacen por TV los productos de lavado. Con simples técnicas y elementos que ya tienes en casa podrás blanquear la ropa y dejarla radiante, brillante y simplemente perfecta.

Vemos algunos trucos de acuerdo al tipo de prenda que necesites blanquear.

Cómo blanquear las cortinas

Dependiendo de dónde estén ubicadas será la frecuencia de lavado necesaria de las cortinas. Por ejemplo, las de un living o una sala con poco uso pueden ser lavadas unas cuatro veces por año, mientras que las de la cocina, que reciben a diario aires cargados de grasas y humo, requieren de un lavado semanal para estar bien blancas.

Si tus cortinas ya estuviesen amarillentas por el paso del tiempo o por la falta de frecuencia en los lavados, sumérgelas en un baño de agua muy caliente con una cucharada de bicarbonato de sodio, y déjalas allí hasta que se enfríe por completo. Luego, lava como de costumbre, pudiendo agregar una cucharada de bicarbonato de sodio al jabón de lavar o, si la tela lo permite (si no tiene detalles en color), añade unas cucharadas de cloro, lejía o lavandina en el contenedor del producto para prelavado.

Cómo blanquear los manteles

Al igual que sucede con las cortinas, el uso, las manchas habituales con comidas y el paso del tiempo hacen que tus manteles queden amarillentos. Prueba con el truco anterior de remojar en agua caliente y bicarbonato de sodio, o déjalas en remojo durante dos horas aplicando agua oxigenada sobre las zonas manchadas, para luego lavar como de costumbre. Si tuvieran bordados y detalles, evita este paso, pues podrían desteñirse.

¿Buscas una solución para blanquear todo el mantel? Un truco bastante efectivo (y llamativo) es agregar al lavarropas, durante el ciclo de aclarado, tres paquetes de levadura seca, y continuar con el proceso convencional.

Cómo blanquear puños y cuellos de las camisas

Mantener impecables las zonas de roce de las camisas no es sólo tarea de la lejía en el lavado. Además de los trucos mencionados, puedes probar con un baño completo de agua oxigenada luego del ciclo primario, y antes del ciclo de aclarado.

Si prefieres lavar a mano, sumerge la prenda completa en un baño de agua oxigenada en partes iguales con agua caliente y unas gotas de amoniaco, para luego enjuagar en abundante agua tibia o caliente.

Para blanquear cuellos de camisa percudidos, amarillentos o manchados, lo mejor es frotar la zona afectada con shampoo para cabellos rubios, utilizando discos de algodón, un trapo, o directamente con tus dedos. Esto elimina la grasa acumulada, sin dejar depósitos en el género.

También puedes probar de aclarar tu ropa blanca sumergiéndola en un baño de agua muy caliente con cáscaras de huevo molidas, dejando en remojo hasta que el agua quede tibia, y luego lavando con naturalidad.

Cómo blanquear las medias

Las medias blancas son un verdadero desafío en la limpieza: no en vano son las prendas preferidas para hacer publicidades de productos limpiadores.

Para dejarlas como el primer día, puedes probar con cualquiera de los trucos mencionados, o bien sumergirlas en zumo de limón exprimido durante media hora antes de lavar. También puedes hacer un lavado a mano, agregando al agua caliente una cucharadita de perborato de sosa, o en una mezcla de agua oxigenada y agua caliente, antes del lavado común.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Trucos para Blanquear la Ropa Blanca, te sugerimos que visites nuestra sección Orden y Limpieza.

Esta nota te fue útil?
43 valoraciones.
El 98% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social