Cómo ahorrar en la limpieza de las alfombras

Ahorrando en la limpieza de alfombras

¿Hablamos de limpieza en este blog? Pues seguro que sí: la limpieza de las distintas estancias del hogar, del coche y hasta de las diversas superficies es una fuente de gastos en el hogar, si no la aplicamos con trucos caseros para evitar cualquier malgasto. Y en lo que respecta a tapizados y alfombras, esto toma una evidente notoriedad.

Los tapizados y cortinados pueden ser limpiados de maneras prácticas, económicas y convenientes. Pero, en el peor de los casos, si una mancha rebelde se resistiera a desaparecer, es más difícil que tengamos que reemplazar la pieza. Ello se debe a que hay muchas formas de disimular las tediosas manchas persistentes, colocando almohadones decorativos, volteando los cojines del sofá, incluso colocando detalles en los cortinados.

Sin embargo, en lo que respecta a las alfombras, la buena limpieza es esencial. La alfombra está totalmente expuesta, salvo en la colocación de muebles por encima. Pero las manchas, provocadas mayormente por los accidentes en las tareas domésticas o en actividades normales, suelen provocar marcas en los sectores más visibles. Y esto sí puede amenazar con tener que retirar y cambiar la alfombra por completo, lo cual implicaría un gasto exhorbitado si podemos evitarlo con los siguientes trucos.

Trucos de limpieza económicos para las alfombras

Si hay una mancha de alimentos o bebidas en la alfombra, procura colocar papel secante por debajo (si se pudiera) y cepilla suavemente con agua tibia y vinagre blanco, tantas veces como sea necesario. Si hubiera restos sólidos, primero sécalos o enfríalos, luego retíralos, y procura limpiar la mancha. Si esta fuese aceitosa, puedes utilizar una gota de detergente lavavajillas concentrado.

Para limpiar una alfombra que ha perdido su color, al igual que una que haya sufrido de hongos y mohos por humedad, mezcla bicarbonato de sodio, almidón de maíz, polvo de laurel (u hojas trituradas) y unos clavos de olor. Simplemente, espolvorea la mezcla seca por sobre la mancha en la alfombra, y déjala toda la noche, o todo el día si pudieses. Luego, simplemente aspira y repite tantas veces como fuera necesario.

En casos de manchas causadas por la orina de tus mascotas, simplemente espolvorea con germen de trigo generosamente, dejando que este absorba la humedad durante algunas horas o por toda la noche. Luego pasa la aspiradora para retirar, y cepilla con agua tibia y vinagre de alcohol si fuera necesario.

¿Tienes una mancha de cera de velas sobre tu bella alfombra? No es de preocuparse: enfríala para retirar la cera que puedas, raspando gentilmente con un elemento firme. Luego, coloca papel absorbente por encima de la mancha (o papel de cocina) y simplemente aplica aire caliente con la secadora de cabellos o, mejor aún, presiona con la plancha apenas tibia, sin refregar, para que la cera se vaya adhiriendo al papel. Sin restregar, coloca trozos limpios y repite el procedimiento hasta que la cera se haya ido por completo.

Como ves, ahorrar a la hora de la limpieza de alfombras es algo simple si solo buscamos estos ingredientes económicos, que seguro encontrarás en la alacena.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Trucos de limpieza para ahorrar al limpiar las alfombras, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social