Limpieza económica para las alfombras

Tips de ahorro para la limpieza de alfombras

¿Consejos de limpieza en un blog de ahorro? Así es. Es que aprender a dar el más adecuado mantenimiento a nuestros bienes es la mejor manera de tenerlos siempre en impecables condiciones, y esto nos permite evitar reparaciones, compra de reemplazos y, también, los deja en estado óptimo para venderlos o intercambiarlos por otros elementos, y esta es una genial manera de ahorrar.

Limpiadores económicos para alfombras

En el mercado encontrarás cientos de productos específicamente formulados para limpiar alfombras y moquetas. Cremas, geles, espumas, líquidos y polvos por igual. Si bien son efectivos, lo cierto es que tienen un costo asociado que seguramente querrás evitar. ¿Y cuál es nuestra propuesta de ahorro? Pues recurrir a productos que quizás no habías tenido en cuenta antes.

Uno de ellos, y quizás el favorito absoluto para la limpieza en el hogar, es el bicarbonato de sodio. Este polvillo blanco, normalmente utilizado en la cocina como leudante, es en verdad un potente limpiador para todo tipo de superficies. En las telas es ideal, pues las cuida y retira la suciedad sin apelmazarlas, como suele suceder con los limpiadores comerciales.

Procedimiento de limpieza

Comienza por retirar todo mueble y elemento que esté posado sobre la alfombra, o llévala a un sitio adecuado y sin demasiada ventilación, como el garaje o el taller. Espolvorea con una capa suficiente (ni abundante ni escasa) de bicarbonato de sodio en toda la superficie. Si hubiera manchas específicas, prepara una pasta con una cucharadita de bicarbonato y unas gotas de agua, y raspa suavemente la mancha (utilizando un cepillo de dientes o de uñas).

Luego deja secar, al tiempo que dejas actuar el bicarbonato espolvoreado, por no menos de 45 minutos. Finalmente, sólo debes pasar la aspiradora o cepillar en una sola dirección para notar cómo el polvo se lleva consigo toda la suciedad depositada, y los colores se renuevan.

Limpieza húmeda de las alfombras

En algunas moquetas o alfombrillas resistentes al lavado puedes preparar una gran palangana (o la bañera) con agua caliente, bicarbonato de sodio y un poco de vinagre blanco o de alcohol. El polvillo y el vinagre reaccionan entre sí, provocando una efervescencia que, cuando sumerjas la alfombrilla, lograrán retirar toda suciedad sin maltratar las fibras. Sólo déjala allí en el líquido por una hora, y luego enjuaga con suficiente agua limpia para retirar los restos.

Deja secar con el reverso hacia el sol, para evitar la descoloración, y luego pasa la aspiradora para levantar cada fibra del tejido y dejarla espectacular.

Puedes hacer estos procedimientos de limpieza húmeda o seca sobre tapizados, cojines, incluso cortinas difíciles de lavar, y hasta en el cobertor de cama. Será una genial manera de mantenerlas en optimas condiciones de forma económica y natural.
GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Trucos de ahorro para el mantenimiento de las alfombras, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social