Truco Casero para Limpiar Plata

Truco para Limpiar Objetos de Plata

Olvídate de perder los brazos fregando y de contaminar todo tu hogar con tóxicos peligrosos: con este truco casero para limpiar plata todos tus collares, brazaletes, bandejas, cuchillos y lo que haya quedado afectado por el paso del tiempo regresará a su esplendor original. ¡Es tan fácil, que no lo creerás hasta haberlo puesto a prueba!

Sólo sigue estas instrucciones paso a paso, y haz que toda tu platería quede completamente de lujo.

¿Qué necesitas?

Lo primero es reunir todos tus elementos de plata (de preferencia sin abalorios, gemas u otros metales, por seguridad). Puedes limpiar simultáneamente bandejas, colgantes, aretes, anillos, cuchillos, espátulas, marcos de fotos y todo lo que tengas en casa.

Cómo limpiar objetos de plata con bicarbonato. Remedio casero  para la limpieza de objetos de plata. Truco para limpiar plata

© Depositphotos.com/GunterNezhoda

Imagen 1. Si quieres limpiar objetos pequeños, sólo déjalos caer dentro del agua y sobre el papel aluminio. ¡Tus alhajas quedarán sensacionales!

Cuando hayas reunido todos los objetos, lo siguiente será buscar la olla más grande que tengas. Toma el elemento de plata más grande de los que vayas a limpiar, y verifica que puedas colocarlo dentro de la olla, total o parcialmente.

También necesitas un tramo de papel de aluminio (del que usas en la cocina, el tamaño depende del contenedor que uses, pero calcula que debes hacer una pelotita del tamaño de tu puño o más grande), agua del grifo, papel absorbente o paños suaves y limpios, y bicarbonato de sodio. Por seguridad, es conveniente que tengas guantes resistentes al calor, o unas pinzas de silicona de las que usas en la cocina, para no quemar tus manos. ¡Sólo eso!

Truco Casero para limpiar plata

Para aplicar este truco, primero prepara los elementos en la mesada o encimera, junto a la cocina. Llena la olla de agua y busca 1/2 taza de bicarbonato (para una olla grande, la cantidad puede ser mayor si tienes mucha plata por limpiar, o si la suciedad es muy profunda), el aluminio y tus pinzas de calor, si las necesitaras.

Arruga el papel de aluminio en una bolita no demasiado compacta (más bien: arrugado) y ponlo dentro del agua, de modo que permita sumergir tus objetos de plata en contacto con el papel. Calienta la olla hasta que rompa hervor. Recién entonces reduce el fuego a mínimo (si tienes muchas piezas por limpiar), o apaga la llama.

Vuelca el bicarbonato en el agua hirviendo en forma de lluvia, para que se disuelva más rápidamente. Toma la primera pieza de plata y, sin más, sumérgela en el agua, asegurándote que quede en contacto con el papel de aluminio en uno o más puntos. Deja en el agua unos segundos o unos minutos (dependiendo de la suciedad que tenga la plata), hasta que notes la pieza brillante. Si hubieras sumergido sólo la mitad del elemento (por ejemplo, una bandeja) retira del agua y sigue del otro lado, para dejar actuar el mismo tiempo que la primera mitad.

Ya listo, retira la pieza (usa guantes de calor o pinzas de silicona si fuera necesario, pero no de metal) y seca con un paño limpio o con toallas de papel absorbente. ¡Y eso es todo!.

Con sólo sumergir, esperar y secar podrás disfrutar de bandejas como nuevas, y colgantes tan vistosos que parecerán piezas de la joyería más fina. Este truco para limpiar objetos de plata te sorprenderá, ¡no dejes de ponerlo en práctica!

Si deseas leer más artículos similares a Truco Casero para Limpiar Plata, te sugerimos que visites nuestra sección Orden y Limpieza.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social